Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

domingo, 1 de noviembre de 2009

La luna de los madroños.


Hoy quería fotografiar la luna saliendo del agua frente a las barcas en la playa del pueblo, llevo meses esperándolo, necesito un día claro, mejor con alguna nube aislada que haga de espejo de los rayos de la luna, el rielar desde el horizonte hasta las barcas y aprovechar la tenue luz que las ilumina desde la estación, pero es una tarde muy húmeda el suelo esta mojado como si hubiera llovido, tenia preparado mi equipo para salir volando a la playa, pero mirando al mar me desilusionaba una más.



Esperé verla sobre los pinos entre las ramas para saber que podría hacer con esta luna tan caprichosa me preguntaba ¿ Si aparece alineada con los madroños tal vez pueda retratarla, vi un claro de luna, las nubes empezaban a abrirse cuando la luna tomaba altura y hice algunas fotografías de la luna junto a las ramas cargadas de madroños maduros, cuando las he tenido procesadas veo que además ya se ven las flores de los frutos del próximo otoño, es algo que me impacta. Observar esas flores que parecerán abiertas tan pronto como los madroños caigan.



Mientras en la densa atmósfera de agua llegaba el olor anisado de las flores del níspero que se adelantaron y anuncian la primavera del próximo año. Hoy todo es a plazo todos los árboles dan anuncios de otras estaciones, como si el tiempo presente fuera solo un transito. ¿ Será así..?



El tiempo presente es un transito, todos los dicen y será verdad cuando tantos y tanto insisten, pero es un transito emocionante lleno de vida en si mismo y una promesa de un mañana.



.Pienso en eso y miro a mi pequeña Alicia en las imágenes que he tomado hoy en el bosque cuando la lleve a buscar setas con Pepa, como disfrutábamos todos con Alicia que es también como una flor que promete un futuro, la veo aprendiendo como yo aprendí de padre a conocer y aprovechar los frutos del bosque recolectando las setas que empiezan ahora a asomar entre el musgo y las hojas, disfruto con mi esposa viendola buscar las setas de encina y las palomas junto al gatito que nos sigue por todas partes , antes de cocinarlas juntos,.



Hoy es un transito pero es el momento preciso para observar la vida y sonreír a las flores que prometen estaciones incluida mi querida Alicia.



Desde esta noche de otoño, os envío un saludo con las imágenes de la luna llena, tan como viene envuelta en una atmósfera húmeda y penetrante de aromas.



Sant Pol de Mar, 1 de noviembre de 2009

Esteban Mediterráneo.