Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 22 de abril de 2015

Una rosa es un universo.

Una rosa es vista de cerca es  como una galaxia,  un pequeño universo completo.

 En él cada pistilo sostiene un planeta, el centro de la rosa en su corola de color rosado como los labios de una mujer, está el misterio infinito de la creación la clave de la espiritualidad convertida en amor, en pasión, es la vida . Un planeta que podemos ser cualquiera de nosotros, dicen con razón que cada persona es un mundo y todos los mundos pertenecen al mismo universo, en este caso a esta rosa, un universo en paz, un universo amor donde todos podamos convivir y podamos cerrar los ojos cuando nos quedemos dormidos en la confianza de soñar cuanto más mejor.


Con mi rosa os regalo mi amistad en el dia de Sant Jordi deseando que todos formemos parte de ese universo de paz y amor.

Sant Pol de Mar, 23 de abril de 2015

Esteban Mediterraneo..



sábado, 18 de abril de 2015

De crisándida a mariposa




No es difícil en estos primeros días de primavera cuando las flores se abren ofreciendo sus pétalos, ver pegada a alguna rama con hilos de seda un capullo  hogar de la crisandida durmiente para despertar llamada  la naturaleza reclama una nueva mariposa y  dibujar con sus piruetas entre las amapolas y las flores de los cerezos  notas de música sobre un pentagrama de aromas  y colores.

Tampoco es fácil encontrar de camino al bosque junto al último contenedor de basura las huellas de alguna niña, crisandida efervescente hasta hace unos días y ya trasformada en mariposa hoy. Pegadas al asfalto para quien las quiera observar, sus muñecas abandonadas, los sueños de su niñez con los que se imaginaba en su futuro de mariposa de alas coloreadas.

Distintas de aquellas muñecas que recuerdo en mi niñez que imitaban bebés chiquitos, estas van un paso ,más allá y trasforman la niña directamente en mariposa de colores, presumida y sensuales como sus antiguas , muñecas.

Un poco más arriba terminan las casas donde juagan y sueñan las niñas con las absurdas muñecas,  empieza a mostrarse la verdadera naturaleza, los campos se adornan de las primeras y vivaces amapolas y vuelan los pétalos  de los cerezos en todas las direcciones, de las ramas de los almendros se mecen los frutos crecientes y los aromas de la tierra labrada se añaden a los de los brezos en flor.

Tal vez una vez un músico supo componer con cosas parecidas a  estas un libreto con el que compusiera después la notas de “ La Primavera”.

Sant Pol de Mar, 18 de abril de 2015

Esteban Mediterraneo.