Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 26 de noviembre de 2009

La calle es mia


Corrían los años 65, en esa época 17 años, las cosas eran diferentes los jóvenes trabajábamos y estudiábamos, y nos sobraba energía, no teníamos muchas cosas pero teníamos muchas ilusiones, en la calle Fraga Iribarne decía que calle era suya y la defendía la policía algunas veces disparado balas de goma y otras balas de muerte.

En aquel entonces los jóvenes estábamos implicados en la lucha, bien bien no sabría decirte porque me salía a la calle gritando ¡ Democracia Libertad ¡ tal vez era solo porque tenia diez y siete años, las sirenas de la policía de verdad intimidaban, corríamos por la calle Urgel o por las Ramblas, las balas de goma herían a algunos, las porras de la policía nos molían a palos, pero nosotros sentíamos la calle nuestra y nuestro grito junto con el grito de los obreros de las fábricas dejaba muy claro quien temía a quien, ya cansados volvimos a la Escuela Industrial y nos sentábamos en la “ escupidera “ ( una fuente central ) y nos contábamos por si alguien había sido herido o apresado.

Ya he dicho que yo no sabia bien porque hacia eso, ni tan solo imaginaba que podía significar la palabra “ democracia “ pero sentía en el fondo de mi alma de adolescente que era algo muy importante por la que eran perseguidos los luchadores en cualquier parte del mundo, había que conseguir la democracia que el poder estuviera en las manos del pueblo y que las leyes fueran justas, los hombres tolerantes y que nadie pudiera decir “ La calle es mía..”

Éramos jóvenes aun no habíamos despertado a la vida en muchos sentidos, pero eran tiempos de pelear y peleábamos, no eran mejor las cosas en otros paraísos socialistas pero no lo sabíamos, corríamos delante de las cargas, la mitad de la lucha era emoción la otra mitad estaba muy diluida, unos tenían una causa en la que creían pero la mayoría solo teníamos diecisiete años y un gran corazón.

Hoy parece que hemos perdido de nuevo las calles, parecen no ser de nadie y el sentimiento generalizado parece ser que poco importe quien mande que son todos unos mangantes unos sinvergüenzas y que solo piensan en su propio beneficio y grito ¡ Y UNA MIERDA ..! estamos ninguneando nuestra forma de convivencia, perdiendo la atención a los problemas del país que son el motivo de nuestras quejas, estamos dejándonos seducir por el puro accidente de la democracia que es la corrupción y por este accidente estamos tildando a todas los políticos de ser corruptos y oportunistas ¡ Y claro que es verdad.! pero por eso mismo mas que nunca hay que salir a la calle y pedir explicaciones denunciar, exigir con nuestro voto un mejor gobierno, no es hora de acojonarse, no es hora de excusarse de la responsabilidad aduciendo que “ Total para que no vale la pena “ .

Desintesarse es perder. somos de la generación que conquisto la alegría de tener ilusión, los que sin saber aun del aroma del amor, sentimos en la boca el sabor que da una ostia de un hombre de traje gris y estamos haciendo las cosas muy mal, no hemos sabido trasmitir la ilusión a nuestros hijos y estamos perdiéndola nosotros mismos, nadie va a venir a ayudarnos si no nos ayudamos nosotros mismos, si nos aborregamos como papanatas pensando que cualquier tiempo fue mejor, alguien dira que la calle es suya y a joderse y seguir pensando que “ Total de lo que vale quejarse “

Bueno amigos me he despachado bien, pero no por eso deje de ver el mar mi recorrido.

Feliz tarde desde Sant Pol de Mar, 25 de noviembre de 2009
Esteban Mediterráneo.