Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 27 de julio de 2011

La rosa meiga



Si miras en profundidad esta imagen te llevara al universo. Para mi es como si al verla hubiera mirado a través de un telescopio espacial saliendo de la noche al amanecer.



Primero ves la propia noche mirando al cielo se ven en la oscuridad algunas astros pero si te adentras en la noche y puedes ir acercándote a esos puntitos poco a poco volvería el color y después de atravesar espacios inmensurables llegarías al fondo del universo donde esta la luz primigenia, las galaxias se entrelazarían entre ellas formando es espectáculo de color, si te acercaras más llegarías a ver una rosa, una rosa así como esta.



Viendo ese espectáculo buscarías en tus bolsillos un dios porque hace falta creer en algo cuando se mira al universo, tal vez porque seamos muy pequeños. Recréate en las formas de esta rosa, seguramente pocas veces has mirado una rosa desde adentro, la suavidad de los pétalos perlados por la lluvia puede confundirte pues no solo propio de la orquídea tener unas formas tan sensuales.



Contemplo la imagen de la rosa que sembré y viajo hasta el universo de color atravesando la noche y luego regreso a los perlados pétalos hasta sentir la necesidad de beber el elixir que ha dejado la lluvia sobre ellos.



Sigue la lluvia esta tarde de verano, chove sobre la rosa meiga.



Sant Pol de Mar, 27 de julio de 2011



Esteban Mediterráneo.




PD.
Esta es una buena fotografia para ser usada como fondo de escritorío.

martes, 26 de julio de 2011



De nuevo las barcas se agrupan en la playa para hacer sitio a la carpa que se instala allí las noches de llenan de orquesta la música llega lejos y asoman del mar las sirenas viendo bailar a los jóvenes el baile del farolito. Por la tarde payasos, juegos gigantes y cabezudos que desfilan por las calles de mi pequeño pueblo, llega el aroma de las terrazas, calamares, sardinas a la brasa y se mezcla con el aroma de los olores de los chaneles números cinco.

Es una torre de Babel de los sentidos donde todo se confunde .


Noches de Verano.

Noches de verano,
orquesta y farolillo
pólvora, estrellas, niños

Jazmín, rosa, nardo
besos al abrigo de las barcas
helados pizzas y a domicilio

Sardinas, calamares
cubatas tintos de verano
cervezas y risas en los chiringuitos

Música, antorchas en la playa
escotes con forma de barca, de pico
perfumes brillos

Sant Pol de Mar, 25 de Julio 2011
Esteban Mediterráneo

sábado, 23 de julio de 2011

La abuelita Loly Fashión













A punto de retirarme a descansar , después de un dia de ajetreo como casi todos , me he pasado un momento por la casita a leeros , y lo que dices Esteban sobre la indignación , creo que nos pasa a todos en nuestro día a dìa...siempre tenemos motivos para indignarnos por algo , pero también como dices , hay mil motivos para sentirnos alegres y agradecidos a la vida que nos da tanto y que casi nunca vemos por estar pendientes de lo malo y poco de lo bueno , según la ley de la atracción ( Tus pensamientos causan tus sentimientos) . Por ello debieramos pensar más a menudo en lo hermosa que es la vida , los dones que nos regala , y dar todos los dias las gracias por estar vivos , tener todos nuestros sentidos , para sentir , gustar , acariciar , ver y oír , todo que ocurre a nuestro alrededor , que muchas veces es hermoso , y que por vivir embutidos en nuestros pensamientos no percibimos.
A esta hora de la madrugada , hoy 23 de Julio , mi nieto Pol , cumple 4 añitos , ayer fué mi nieta Noa , la que cumplió 5 , se llevan justamente un año y dos dias....ellos , llegaron a mi vida en un momento en el que todo eran tinieblas ,y que con su nacimiento llenaron de luz y alegria ...volver , después de tantos años , a tener en casa un bebé , con lo que eso conlleva , fue algo mágico y emocionante , sentir el olor de su piel de recién nacido...no hay nada comparable con ese perfume , ni el mas sofisticado de ellos le iguala ,su tacto suave y aterciopelado , su carita angelical , sus cuerpecitos frágiles y bellos ...todo ello me devolvió las ganas de seguir luchando . Han pasado 5 años , desde el nacimiento de mi niña ,mi pequeña Noa se está haciendo una niñita coqueta que te seduce con su carita de angel cuando quiere alguna cosa ,a pesar de su corta edad...con mi orgullo de yaya , pienso que tiene a quien parecerse ...su yaya lo es mucho... y muchas veces he sentido la tristeza infinita , de que su abuelo no les haya conocido ...sin embargo , es la felicidad mas grande que he conocido , solo comparable a la que sentí , cuando nació su madre.
Me gustaria que heredasen un mundo mejor ...pero ¿ no ha sido así por todos los tiempos? siempre nos parece que deben venir tiempos mejores , y en esos pensamientos , perdemos lo mejor de la vida que es ¡¡ aquí y ahora!!.
Por eso le doy gracias a la vida , me ha dado la oportunidad de ser hija , hermana, esposa, madre y por ahora ...abuela...quizá , llegue incluso a bisabuela , pero puedo decir que he vivido plenamente todo lo que un ser humano puede , con mis tristezas , pero con mis grandes alegrias también....como dice Buda Todo lo que somos , es el resultado de lo que hemos pensado.

Un abrazo.

Loly.

viernes, 22 de julio de 2011

Todos estamos indignados









Buenos días me he levantando hoy una hora antes podría haberme levantado a las 7 pero escuche iban a ser cortados los principales accesos a Barcelona por el movimiento de los indignados, tuvimos que madrugar más.






Esta vez estaban indignados por la aprobación de unos presupuestos que ellos consideran restrictivos con la políticas sociales de educación y sanidad. Yo me sentí algo indignado también al haber perdido una hora de mi sueño y estresado por la incertidumbre de no poder llegar tiempo.

Ya me había indignado también al escuchar las noticias del gran éxito de una redada efectuada por la policía contra la delincuencia cajera, descuideros, rateros fueron detenidos en mas de un centenar en una ejemplar acción de las fuerzas del orden. El resultado fue que solo una de las personas detenidas paso ante el juez por trapichear también con droga quedando después en libertad. Me pregunto que coste habrá tenido la exhibición de autoridad y me pregunto también para que mantener unos cuerpos de policía tan números si no valen para nada, eso me indigna.

A otros les indignan otras cosas, como que por ejemplo sea de dominio publico que uno de cada 4 parados que cobran subsidios estén en realidad trabajando siendo soportados por todos los que trabajan.

A los jóvenes que trabajan les indignan sus bajos sueldos y también les indigna que otros jóvenes se queden en la cama mientras que ellos cubren con su esfuerzo mal pagado sus prestaciones sociales.

Y asi unos por unas cosas otros por otras de alguna forma estamos todos indignados, la indignación es un cabreo latente que crece en el caldo de cultivo de la gran crisis que se esta atravesando, los politos azules se indignan de los programas de los políticos rojos da igual que en casi todas las cosas estén de acuerdo, no se trata de pulir las diferencias sino ejercer la oposición sistemática y aburrida que termina también indignado a los ciudadanos.

Y en medio de tanto cabreo y desilusión hay que mirarse bien adentro para poder encontrar en la belleza de las pequeñas cosas algo que nos ilusione. No se trata de ejercer el buenismo negando la realidad no se puede negar lo jodidas que están las cosas y la falta de ilusión que nos provocan estos políticos torpes de corazón y de entendimiento, pero si alguien no amalgama el color del cielo al amanecer, la sonrisa de un niño, el aroma de la rosa en mundo que nos rodea será además de entupido soso y aburrido.

Sant Pol de Mar 22 de julio de 2011

Esteban Mediterraneo.

miércoles, 20 de julio de 2011

Tu estas en mi profundamente





Tu estas en mi profundamente.

Para viajar donde tu estas
no hacen falta caminos
puesto que todos los caminos
llevan al horizonte
que se aleja al andar

Para sentirte a ti
hay que cerrar los ojos
olvidar todo lo que antes se vio
y vivirte solo en la luz invisible
que recrea quien eres tu en la no luz

Hay que ser romo sin manos ni pies
romo como las piedras del río
sin tacto ni manera de sentir
la caricia en las cosas que tocas
pues así eres tu estéril a las caricias

Para escucharte no vale la música
ni las palabras de seda
con las que te expresas
tu habitas en los silencios
que solo hablan en la noche

No vale llamarte ni gritar tu nombre
te llamas, nada, ignorar, eco
y todas las palabras que te dicen las cosas
se pierden entre los labios o el aire
pues tu no puedes escucharlas.

Todos los olores que te definen
algas, trigo, manzanas, cerezas
son ahora cosas sosas y estériles
no saben a nada las frutas
los helados ni los besos

Para llegar donde tu estas
hay que viajar ligero de equipaje
ser solo aire o brisa o corazón
despojarse de la vergüenza
y caminar a ciegas, sin hambre
sin tacto, sin luz en silencio

Por que donde tu estas
no valen los sentidos
tu estas dentro de mi.


Mediterráneo.

domingo, 17 de julio de 2011

La modista cuyos senos hacía palpitar a dos dedos de mi nariz durante la prueba me pinchaba adrede con las agujas como si yo fuera un san Sebastián



Manuel Vicent es el preferido de mis columnistas, su forma y su fondo evocan siempre sensaciones amables ya sea en el recuerdo de otros tiempos o en los anhelos que constituyen siempre una referencia en la espiritualidad necesaria para vivir.
Adorno este bellísimo texto con una imagen que capté días atrás estando en la playa, sabia que iba a pasar. Preparé mi cámara fotográfica cuando vi pelearse a la abuelita con la sombrilla contra viento y marea, sabia que iba a volar, creo que el pequeñín también lo sabia pues ni se inmutó cuando salió volando
Feliz domingo




Esteban Mediterráneo.




Unos pantalones bombachos y una bicicleta, por Manuel Vicent ( El Pais )





De noche la banda de música tocaba pasodobles en la plaza. Cuando llegaba el solo de bombardino el público callaba y en el silencio absoluto desde el fondo de los naranjos se oía el canto del cuclillo con una cadencia medida, como si marcara el compás. En las noches del verano de 1947, el alma de cuantos habitaban el paraíso terrenal era de dos clases: la de los pobres se alimentaba de habas cocidas y altramuces; la de los ricos, de horchata o de leche merengada, mientras la banda de música tocaba España cañí bajo bombillas de 50 vatios y un hambre canina.
En la playa de Moncofa algunas adolescentes se bañaban en camisón, cuya tela blanca se les pegaba al cuerpo al salir del agua
No existe un paraíso sin un árbol prohibido, sin una vigilancia estricta de los placeres, sin la amenaza de expulsión. El auténtico paraíso siempre es el que se ha perdido, como el de Milton, pero en el verano de 1947 el mío se hallaba en aquel pueblo del Mediterráneo. La Vilavella tenía las paredes encaladas, geranios en las ventanas y algún jilguero o un verderol dando vueltas neuróticas en la jaula colgada en la jamba pintada de azulete de alguna casa. En verano el sonsonete de la tabla de multiplicar ya no salía por los ventanales de la escuela; había sido sustituido por los gritos de los niños que jugaban en la plaza, pero seguían sonando las herramientas agrícolas, los rebuznos de asnos que se oían de lejos como las trompetas de Jericó, el yunque del herrero, el flautín del afilador. Las radios echaban a la calle boleros de Machín y de Jorge Sepúlveda en discos dedicados. Al final de la tarde volvían del campo los carros de labranza con perros jadeantes y el aire olía a paja quemada, a calabaza al horno y ese era también su color.
Lo sustancial parecía ser el silencio de la naturaleza, pero dentro de ese silencio estaba también el de la gente que había perdido la guerra y no podía hablar. A medida que salían de la cárcel o del campo de concentración los del bando perdedor formaban corro aparte en el bar Nacional. Eran los que habían sido expulsados del paraíso, los que no iban a la iglesia, los que no se arrodillaban al paso del viático y no se persignaban cuando las campanas indicaban el momento en que en misa estaban alzando a Dios. Al paraíso llegaba todos los días una cuerda de mendigos lisiados a pedir un mendrugo de pan a casa de los ricos. Unos venían apaleados por la existencia desde el fondo de la historia; en cambio, otros exhibían una rebeldía natural, a quienes la derrota no les había quitado el orgullo. Se decía que alguno de ellos pertenecía al maquis de la Pastora, un hermafrodita que dominaba Els Ports de Morella, de otro que era espía de la Fiscalía de Tasas contra el estraperlo o de otro que venía huyendo de un amor contrariado. Recuerdo perfectamente el porte elegante, rostro adusto de uno de ellos, al que mataron un domingo de agosto.
En verano de 1947 se produjo en mi vida un gran suceso. Por primera vez fui al mar en mi bicicleta Orbea, cuando apenas alcanzaba los pedales. Aquel domingo de julio atravesé la carretera de Nules sombreada por un túnel de plátanos en cuyos troncos encalados estaban estampilladas las siluetas de Franco con el yugo y las flechas. En el trayecto de seis kilómetros hasta Moncofa me iba recibiendo el aire con todos los aromas de la naturaleza, en estado puro, el hedor dulzón del estiércol de un plantel de boniatos, el vaho a limón podrido de una acequia de agua dormida, el resplandor caliente de un rastrojo de trigo, las boñigas todavía humeantes que había dejado una caballería en el camino real, el olor húmedo y acre de la paja de arroz. Al llegar a las primeras dunas, un ala de brisa llena de sal se me coló por el cuello sudado de la camisa y me infló la camisa con una sensación agradable de libertad. En la playa de Moncofa algunas adolescentes se bañaban en camisón, cuya tela blanca se les pegaba al cuerpo al salir del agua. Algunos chicos miraban el triángulo oscuro que se les formaba en el pubis y luego entre ellos hablaban en voz baja y se reían. Los labradores refrescaban a sus caballos dentro del mar y otros comían sandías a la sombra de las barcas varadas.
Fue aquel verano en que me rompí el brazo al caer de la bicicleta y en que estrené pantalones bombachos. La modista cuyos senos hacía palpitar a dos dedos de mi nariz durante la prueba me pinchaba adrede con las agujas como si yo fuera un san Sebastián asaetado, porque eso tal vez le excitaba. En la calle había un desfile con tambores y trompetas, una gente enardecida gritaba "Franco sí, comunismo no". Por ese tiempo comenzó a cundir el rumor que en el pueblo de Cuevas de Vinromá la Virgen se aparecía a una niña llamada Raquel y que hacía milagros. Un domingo de aquel verano de 1947, mientras en misa mayor alzaban a Dios, se oyeron tiros en el monte y en la refriega cayó muerto uno de aquellos mendigos que era un maqui, según decían. Fue aquel verano en que el toro Islero también mató a Manolete y yo leí El Corsario Negro, de Salgari.

viernes, 15 de julio de 2011

La niña de la luna y la cometa.



¿Se podria subir a la luna en la cometa? , parece que se pregunta la niña que juega en la playa con su cometa desafiando a volar a la luna .

jueves, 14 de julio de 2011

Drago





Drago mira la piña que le ofrezco seguramente en ese instante le hubiera gustado ser un cocodrilo, tener un hocico larguísimo donde poder atrapar una docena de piñas.

Mi amigo Drago, compañero de aventuras se me esta haciendo viejo se duerme y ronca mientras le baño algunas veces cuando hace mucho calor prefiere esperarme a la sombra de un pino y me da permiso para que yo ande suelto por el bosque sin llevarme atado de el. Es verdad con el tiempo no se quien pasea a quien.

Drago es un niño mas en casa juega con mis nietos y no soporta que lo ate cuando ellos están aquí, llora y ladra, si vamos al bosque y uno de ellos se esconde le digo ¿ Donde esta Alicia ¿ el mira a todos los lados y en un plis plas encuentra en el aire el olor de la niña da igual sonde este escondida la encuentra y viene con ella.

Cuando salimos al bosque con los peques el sabes que el primer destino es visitar un pequeño agujero donde el “ enanito “ deja siempre alguna chuchería para los niños, los peques van alli volados y desde que van entrando en casa ya preguntan si ha venido el enanito `para salir corriendo al bosque para visitar el lugar mágico, pues bien Drago se adelanta a ellos y los espera junto al lugar donde el enanito les ha dejado cualquier cosita. Es un niño mas Drago y yo me hago niño con el.

Drago me mira como preguntándose porque no ando yo a cuatro patas, porque no estoy cubierto de pelo como el, no entiende como hablo tan raro con lo fácil que es ladrar y mover la cola.

Drago se me hace viejo se tumba a mi lado y tarda como quince segundos en roncar profundamente, mi esposa dice que en eso somos idénticamente insoportables, ¿ será que todos los amos terminan pareciéndose a sus perros ¿

Hoy esta lloviendo una lluvia amable y fina refresca el bosque el aroma denso de la tierra, el aroma del bosque y las rosas que parecen caramelizadas con las perlitas de la lluvia dan un descanso a estos calores del verano.

Drago duerme ronca a mi lado pero no me importa tal vez cuando termine de escribir estas lineas ronque un poquito sentado en la butaca a su lado.

Sant Pol de Mar, 14 de julio 2011


Esteban Mediterraneo




Os animo a escribir de vuestras mascotas..

sábado, 9 de julio de 2011

Imagenes de verano








Este trozo de pared ha formado parte de una casa hoy emerge de la arena por la disposición de los ladrillos se trata de un fragmento de pared en el que había una puerta o una ventana pues se aprecia la jamba que da lugar al vano.

Verla sumergida al rompiente de las olas causa impresión por lo inesperado, los ladrillos desgastados el mortero de cal blanco con la espuma de las olas que salpican
Ver correr el agua por donde esperas sentir el viento apoyado en los ladrillos te lleva a preguntarte sobre lo efímera que es la vida los muros se desgastan con elegancia al vaivén de las olas nosotros sencillamente nos terminamos y si algo queda es el recuerdo que podamos haber sembrado.

Esteban desde la brisa de una noche de verano.








jueves, 7 de julio de 2011

Una isla en un mar dulce

Algunas veces al atardecer al caer el sol queda reflejado en los acantilados, el color rojo de las rocas destaca aun más y sobre las olas se desparraman los colores del atardecer como si fueran gemas de todos los colores.



Isla (algunas veces)

de la Roca Grosa

Sant Pol de Mar

Oléo.E.Mediterraneo.




Una Isla en un Mar Dulce.

Algunas de las cosas que veo
son tan enormemente bellas
que se hunden en el agua de mis ojos
tan y tan profundamente
que por su peso me obligan a los parpados a cerrarse.

Entonces sueño , creo en la luz,
aun cuando me confunde cambiando
los colores un amanecer.
Pintando el cielo en amarillo y rosa,
un mar granate y violeta, donde
las barcas mecidas por el arrullo de las olas
duermen sobre las arena roja.

Otras veces sueño entre las barcas
en cosas tan enormemente dulces
que mi boca se hace un mar dulce
y de ese mar dulce emergen
como una isla unos labios,
mi saliva entonces
se hace tan y tan densa como el almíbar
es así que pienso que con mi aliento
podría escarchar de azúcar toda la isla de azúcar

Algunas de las cosas que en las que pienso
son así
Una isla en un mar dulce.

Sant Pol de Mar 1 de Noviembre 2006
Esteban Mediterráneo.

viernes, 1 de julio de 2011

Rosa y acantilado









Doy por el momento como terminada mi obra, he plasmado el color valientemente sobre las rocas que custodian la Calita de las Rosas y me siento satisfecho. Las paredes reflejan la energía que tenia contenida y que he podido volcar sobre esas rocas verticales que me atraían enormemente desde que las retraté.

Casi por casualidad, porque la casualidad pura no existe al final descubro en los acantilados que he usado los colores de una rosa, mi rosa preferida la bauticé un día como rosa meiga porque me embruja contemplarla, no es extraño pues que esos colores hayan pasado dentro de mis ojos y que iluminen algunas de las cosas que se hacen cotidianas e indispensables como son esos acantilados que día a día contemplo descubriendo nuevas formas de verlos siempre distintas.

Dos de Julio si hoy empiezas tus vacaciones te deseo que puedas ver lugares como este y que tengas la suerte de saber contemplarlos para que recargues tus ojos de luz y tu espíritu de paz.

Sant Pol de mar, 2 de julio de 2011

Esteban Mediterráneo.