Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

sábado, 25 de mayo de 2013

El rano que no quiso convertirse en príncipe encantado






Tal vez estemos equivocados, habrá que recapacitar y desear quedarnos como estamos. La época de soñar con que éramos ranas apunto convertirnos en príncipes encantados  ha pasado,.

El mundo ha evolucionado hasta desencartarnos totalmente  y ante la amenaza del expresidente del gobierno Jose Maria Aznar de volver a la política nacional, prefiero virgencita mia quedarme como estoy hecho un  “rano “y sin pretensiones de evolucionar a príncipe encantado hechizado por los cantos de sirena de las políticas neoliberales.

Por eso al ver la rana mirando con amor a la flor de agua pienso que está muy bien así y  que hay que reservarse por lo menos un instante para encontrar pequeños paisajes haciéndonos olvidar enormes panoramas que nos puedan desalentar ( con razón )

Sant Pol de Mar, 25 de mayo de 2013 Geminis casi luna llena.

Esteban Mediterraneo.


sábado, 18 de mayo de 2013

Fraguas del rio Eume Lugo 2013



Vistas del bosque, haz clik  sobre esta imagen y se veran las otras..( creo..)

viernes, 17 de mayo de 2013

Caminando por Galicia, Los bosques encantados. Fraguas del rio Eume



Los paraísos cercanos existen, en ellos se confunden los elementos, el aire es un susurro, el cielo se refleja en el agua y confunde, es como si el mundo se pusiera al revés y las nubes flotaran. Los arboles juegan con rio y penetran sus aguas..tal vez sea un reflejo tal vez sean el propio árbol sumergido..qué más da..

Pocas veces me he sentido tan compenetrado con la naturaleza como en este bosque, las sensaciones son muy difíciles de de narrar no tengo palabras ni conocimiento para hacerlo, solo sé que me ha afectado y que cuando estaba envuelto por toda esa naturaleza en estado puro,  los arboles cubiertos de líquenes y musgos, el agua que fluía desde todas partes en todas las direcciones era algo mágico, una fuerza increíble que  te penetraba  dejándome en algunos momentos indefenso.

El rumor del rio y los trinos de los pájaros se alternaba con un silencio mágico que nunca antes escuché, si se puede escuchar el silencio era allí junto al rio, si los arboles al tocarlos acarícialos parecían tener una tacto casi humano era en ese bosque, cada árbol era un alma dulce que contemplaba, es más un alma que parecía leerte mientras atravesabas el bosque.

No vi meiga alguna, ni mujeres de agua , tampoco xanas pero seguro que haberlas las había, bastaba con mirar alrededor para sentir su presencia y si acariciabas  los arboles cubiertos de líquenes al caminar, la sensación era la de tocar una  la piel suave. Algo mágico, casi erótico.

Sant Pol de Mar, 16 de mayo de 2013