Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

martes, 22 de octubre de 2013

La luna en la Albufera de Valencia





Desde siempre he sabido que la luna de Valencia es algo especial, motiva los sentidos haciéndote más permeable a la belleza. , puede que sea porque se perfuma con el aroma de la flor de azahar, puede que sea porque cuando la luna llega a la playa y alumbra la ciudad emanan de sus viejas murallas susurros de su pasado árabe. Sea como sea había que verlo
Para comprobarlo tuvimos la feliz idea de alquilar una barca con mis amigos y situarnos en el centro del lago a la hora mágica del atardecer, después de navegar cuando el sol empezaba a caer, esto es lo que vimos
Cuando cae la tarde en la Albufera se hacen todos los silencios que has podido escuchar, el sol en retirada colorea las nubes, se  refleja en el agua, se detiene el tiempo y las mantis religiosa se relamen después de haber devorado a su amante, las libélulas que volaban sobre el marjal en su particular vuelo de apareamiento se dejan caer exhaustas sobre el tallo de los juncos cimbreándose al compas de la brisa suave que avienta las pequeñas olas del lago mientras que las aves se recogen en las orillas nuestra barca se sitúa en el centro de la laguna, por el Oeste el sol se va enredado en un calidoscopio de colores, por el Este la luna de plata asoma discretamente haciéndose cada vez más evidente, más bella, mas todo lo que tú seas capaz de añadir a estas letras, en el centro de lago no sabes dónde mirar  la luna llena crece en la oscuridad y riela hasta donde tu estas, el sol se acuesta en el horizonte dejando las nubes del color de algunas alas de mariposa, algunos peces saltan junto a la barca.

Así se va haciendo la noche hasta donde la luna llena lo permite al Oeste ya solo
una línea anaranjada en el horizonte y en todas partes esa famosa luna de Valencia clarea en los márgenes de la Albufera y rielando sobre el agua parece que puedas coger su vestido con las manos desde la barca al pairo.

 Vivir para ver.
Esteban Mediterraneo.
Lago de la Albufera, 18 de octubre de 2013 con la luna llena.

domingo, 13 de octubre de 2013

Cara a Cara cuarenta años después



No es fácil sentarse frente a frente y mirarse a los ojos cuarenta años después pero es mágico contemplarse sereno como haces tú en esta imagen. Me gustaría saber que pasa por la cabeza de Diego nuestro amigo tierra, que evoca en el contemplar ese hombre apuesto dispuesto a comerse el mundo cuando era un árbol lleno de sabia y colgaban de sus ramas un montón de nidos y en ellos sus ilusiones.

El caballero de la noche, juglar que bailaba la pandereta, alquimista de la peseta, dueño del libro de las actas, inspector visceral dueño del bien y el mal, poeta y hombre letras, empecinado conversador representante de grifos, duendes y meigas…mírate en el pasado ya que nadie puede verse en el futuro, contempla tu obra, deléitate tomando lo bueno y lo malo de tu variopinta historia.

Amigo hoy miras a tu propio yo y viéndote evocas en todos tus amigos la misma sensación..¿ Que ha pasado con tu vida, con las vidas de todos..?

Diego el joven parece que sonríe sin imaginarse cuarenta años después, frente a la mirada de este diego que conozco hoy. Frente a frente, cara a cara, futuro y pasado de tu vida.

Felicidades, Diego, Dieguin para tus amigos, ves pensando en coger la pandereta caballero de la noche y bailar como lo hacíamos hace unos días por las calles de esos pueblos de Galicia riéndonos de nuestras propias sombras a las que tratábamos de alcanzar.

Elemento Tierra, apasionado de la alquimia y de la fantasía de todos los dioses de la mitología, funcionario hasta la médula inspector vocacional y amigo incondicional.

¡ Felicidades amigo,,!

Gracia que espera merecer de su justo proceder, cuya vida guarde dios muchos años.

Tu amigo Esteban.


sábado, 5 de octubre de 2013

Los colores del alba.





Si hay algo mágico ajeno a los sinsabores, algo que está al alcance de cualquiera,  es poder disfrutar de un amanecer, un instante que todos podemos compartir y sin embargo parece creado solo para ti, un dialogo con la espiritualidad.

Cuando amanece los se abren incrédulos preguntándote si puede haber algo más bello, no hay muchas cosas que nos puedan abducir con más fuerza y es que delante de nuestros ojos se refleja toda la energía y la belleza del universo.

En esta imagen de Maribel Querol se encuentran todos los colores que pueda imaginar, la energía en su estado puro, si fuera posible trasladar esa imagen a la paleta podría pintar del modo más sencillo  todas las mariposas que vuelan por los prados, todas las rosas que siembran las manos que las aman, las libélulas que rozan los riachuelos en la montaña, los volcanes abiertos al cielo destilando la esencia del universo. Todos los colores de las gemas, el color cálido de la hoguera donde cuecen los alimentos, el mar, el cielo.

Vaya esta imagen como si fuera un ungüento que cure las heridas de estos tiempos o como si fuera un filtro capaz de levantar bonitos recuerdos, la pócima de los druidas o la piedra filosofal de de los alquimistas.

Este es el poder del cielo no me extraña que vivan en el los dioses de todos los universos.

Sant Pol de Mar, 5 de Octubre 2013

Esteban Mediterráneo.


Imagen del amanecer cedida  por Maribel Querol .