Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 5 de agosto de 2010

Nely, La nerea







Tan solo para las personas que tienen imaginación la fantasía de abre como un calidoscopio, ante sus ojos nacen crecen y mueren emociones negadas quines caminan cabizbajos o no esperan encontrar en el mar mas que agua y en la playa solo arena.

Los bosques están llenos de criaturas fantásticas, solo es necesario tirar del hilo del recuerdo volver a ser niño por unos instantes y recordar todas aquellas criaturas mágicas que nos abrían los ojos como si fueran lunas llenas, procurar mirar siempre en el bosque con la ilusión de un niño al que día a día le escondes algún regalito entre la pinaza, contarle aventuras, no importa si son disparatadas, añadir no solo lobos feroces y caperucitas rojas, todo se vale a la hora de soñar y hacer soñar.

He creado rincones en el mar, los bauticé como lugares mágicos los he compartido con vosotros mis queridos amigos por una sola razón y es bien sencilla cuando los comparto lo revivo, y abro de nuevo los ojos delante del mar como si fuera a aparecer la musa de un poema, una sirena o una nereida. En la fantasía se vale hacer trampas hay que ayudar a la magia, crear los espacios sagrados sembrarlos de rosas y situar en los recién creados paisajes pétalos en la arena o sembrar de rosas el mar, la causa en noble y vale la pena, Hacer vivir o revivir la emoción.

Pero para muestra valga unas imágenes que he podido obtener hoy en la Calita de las Rosas cuando estaba mirando las olas llegar contando las frecuencias llego a la playa como si fuera un delfín una bellísima nereida, estuvo retozando saltando olas, sumergiéndose en ellas, era un espectáculo bellísimo que nuca vi. antes aunque muchas veces lo soñé.

La miraba en sus juegos incrédulo ¡ Que bellaza ¡ las olas se abrían ante ella, era una hija del dios Nereo lo que contemplaba en la Calita de las Rosas. me pregunte ¿ Porque estaba allí justo en ese instante siendo el mar tan grande. Me miro sorprendida con los ojos tan grandes como las lunas llenas y me dijo.

Vengo a este lugar porque alguien de tanto en tanto siembra de pétalos la arena y de rosas el mar. Poco después salto como si fuera un delfín sobre una ola y se perdió en el mar.

Solo aquellas personas que tienen imaginación la fantasía se desabre como un calidoscopio .

Sant Pol de Mar, 5 de agosto de 2010
Esteban Mediterráneo.

PD/. Gracias a Nely por haberme permito retratarla cuando estaba en la arena, queda constancia es una bellísima Nerea