Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

domingo, 1 de agosto de 2010

Cuando un hombre regresa del amor




Desde el día 21 de Julio los días se van acortando y es una sensación extraña la que produce ver como el sol dobla por detrás de las montañas más temprano. Ya desde
media tarde los niños se callaron dejaron de trinar con sus juegos de agua como si fueran pájaros, un silencio extraño de un verano raro donde llega la brisa del mar a golpes doblando las ramas de los árboles y dejando escuchar como las olas llegan a la playa.

En días así levantas la mirada por encima de la lectura como esperando descubrir algo en el paisaje y solo ves quietud, extraña paz aun por determinar, por que se esconde en el silencio de la tarde.

Los ojos se depositan en la lectura pero la cabeza la tienes en otra parte, de forma casi mágica las letras se dispersan se agrupan a su aire, entonces lejos de la lectura y del paisaje descubres en tierra de nadie que un poema quiere abrirse paso, viene como el viento que mueve las hojas de los árboles y trae el rumor de las olas, viene verso a verso, como a golpes de aire.



Cuando un hombre regresa del amor



Cuando un hombre regresa del amor
se siente vacío pero con
los bolsillos llenos de relámpagos.
Es un camino equivocado
que necesitó recorrer.
Fue tras las huellas de un recuerdo
que ya había muerto sin quererlo saber,
lo intentó...
¡ Por dios que lo intentó ¡

Cuando un hombre regresa del amor
se queda parado
como si fuera un espantapájaros
en medio de los cerezales del valle del Jerte,
con los brazos extendidos
como esperando un abrazo.
Con los abrazos llenos de pájaros,
aburridos sin saber que hacer
! tantas cerezas para satisfacer su hambre
y sin ganas de comer!.

Un hombre regresa del amor
sabiéndose equivocado, si
pero en la dicha i
íntima de haberlo intentado.
Con los bolsillos llenos de relámpagos
que no cruzaran ya mas cielo
si no es en el sueño que soñó.
Sant Pol de Mar, final de Julio 2010
Esteban Mediterráneo