Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 15 de julio de 2009

Garrulomen " La Crisis de la Opulencia "




Aun me estoy debatiendo entre los estertores de la crisis de la opulencia, he quedado profundamente intoxicado por el virus de esa enfermedad que ha legado a ser una pandemia de atontamiento llegue al extremo de creerme que no era posible vivir sin una hipoteca y que mi destino era abrir los catálogos de Mediamar o el Corte Ingles y sin mirar, al azar poner el dedo sobre un chisme electrónico eso si con wifi para sumarlo a mi larga lista de créditos pendientes de pagar.

En plena virulencia de esta crisis de opulencia, llegue a creer que el modo normal de viajar era hacer un crucero con todos los gastos “pagados” por anticipado y a crédito claro esta, olvide que se puede comer en la playa un bocadillo riquísimo de atún o un trozo de tortilla con una cerveza helada , que no es normal en cambio comerse una raquítica bolsa de patatas fritas y tragar saliva mientras espero era horrorosa paella de sabor desconocido.

Con las fiebres de la opulencia me olvide de pasear solo por el placer de caminar, aprender de nuevo el placer de mirar las cosas sin poseerlas a cualquier precio, la verdad es como si mirara con los ojos nuevos todo lo que deje de ver estando ciego por esa pandemia que ha dejado arruinada a una gran parte de nuestra sociedad y con muy poquito poder para reaccionar

A todo esto y mientras firmaba mis créditos, leía en los periódicos los impotente que era tan o cual empresa de mi país pues…se estaba “descentralizado “ enviando la producción a un tercer país donde la norma es crecer y crecer a costa de explotar a persona con sueldos de miseria, esta cloro que de alguna manera todos hemos sido cómplices del desarrollo de la economía global, sin darnos cuenta de que los llamados países emergentes poco cuidadosos con su personal se han situado en pocos años en una posición envidiable, tienen la producción y unos derechos sindicales inexistentes, se han adueñado de los mejores procesos productivos y no tienen escrúpulos para vender sus camisas una a una en cualquier sitio, han socavado también las líneas de distribución de consumo.

Aun convaleciente de esta crisis de opulencia intento buscar medios para situarme de nuevo orden del mundo global, los consejos de los economistas no me sirven de nada son complicado demasiado exactos además la jodieron bien con sus teorías.Soy Garrulomen el héroe de lo practico y de lo sencillo y desde la orilla de la playa pienso en economista realmente practico. ¿ Recordáis el TBO la Familia Ulises ¿ eso es la solución repasar los episodios de esa saga tan popular de los años 50 aprendamos de nuevo a vivir con lo justito dejando las superofertas de lo innecesario y viviendo el rumor de las olas y la sombra de las encinas, eso si con una cestita de merienda y unas cervezas frías.

Perdón ..tengo que actuar un segundo se ha producido un accidente en la playa Garrulomen tiene que actuar, Garrulomen el súper héroe de lo chiquitito ha salvado de nuevo a una parte de la humanidad.

Te cuento escuche a una señora decir a otras de su grupo ¡ Belén tu sabes bucear..! todas en tropel se acercaron a la orilla de la playa mientras una de ellas cubriendo como podía sus senos les decía a sus amigas se me ha perdido aquí ( El suje del bikini) señalando con el codo donde rompían las olas. nadie sabia bucear entre ellas pero presto llego Garrulomen y se sumergió en las olas dejando el culo fuera, atrapo el sujetador y se lo entrego a la señora que soltándose una teta lo hizo suyo de nuevo.

Gracias señor- Dijo ella
De nada señora soy Garrulomen para lo que guste mandar .

Sant Pol de Mar, 15 de julio de 2009
Esteban Mediterráneo.