Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 25 de noviembre de 2010

Violencia de género


Haz clik sobre la imagen para que se vea grande.


Hablar de la violencia de genero no es fácil si te tiene que hacer desde un punto de vista paternalista (hombre, mujer) en una sociedad donde la mujer con su esfuerzo ha conseguido merecidamente conquistar y superar casi siempre su espacio social. Es una realidad que la nuestras compañeras destacan en los ámbitos universitarios y laborales, su capacidad y su tenacidad en todos los espacios socio culturales son ya una realidad o en el peor de los casos necesitan aun algo de tiempo para madurar en esta sociedad que no es siempre justa.

Sin embargo la violencia de genero, el mal trato, la violencia en el que se desenvuelven algunas veces las relaciones de pareja hacen que emerjan como la punta de un iceberg de esta problemática social que no beneficia a ninguno de los dos sexos pero no deja de ser una realidad que esta sucediendo en estos momentos.

Por nuestra educación en la que nuestras madres tanto han influido deseando hacernos hombrecitos seductores en todos los terrenos poco nos ha ayudado, la sociedad en la que el hombre tiene el rol de la virilidad y el gobierno frente al de la mujer amante compañera y descanso del guerrero que hemos heredado de nuestras abnegadas madres y ala que tanto han contribuido todos los poderes fácticos . eclesiásticos que aun ven en la mujer que pare bajo la sombra del pecado original. En los puestos de trabajo si bien es cierto que aún hay diferencias y abusos discriminatorios entre los dos sexos, quien no vea que las cosas van mejorando con justicia es que no quiere ver mucho mas allá.

La juventud ( esencialmente la juventud femenina ) esta mejor preparada ya no es dogmática y planta cara a la injustita, sin embargo nosotros no hemos evolucionado tanto desde mi punto de vista y seguimos anclados reflejándonos en la experiencia de nuestros padres, tememos de alguna forma la competencia de igual a igual, por que no hemos sido educados en la igualdad.

El miedo y el desconocimiento son un pasaporte a la injusticia y no es extraño y si es trágico que algunos hombres desesperados al ver como se derrumban a su alrededor iconos como eso que llaman patria potestad (en mi casa mando yo) tabúes sexuales y económicos intenten someter a sus parejas al dolor de verse menospreciadas o despreciadas y relegadas a ser invisibles o un mueble mas dentro en un régimen feudal. Ya no hablo de la violencia de física que conduce a la locura de atacar a nuestras compañeras.

Ahora bien creo también que no es bueno para la mujer y por ende para el hombre que el tema de la violencia tenga una solución policial, ni que de deba incriminar de tal manera al hombre cuando termina una relación matrimonial que pierda la razón al verse privado de afecto de sus hijos, verse arrestado y conducido a los calabozos ridiculizado sin presunción de inocencia ante toda la sociedad porque el protocolo aconseja denunciar al marido para así conseguir mas.

No se puede poner un policía detrás de cada denuncia, pero si puede influir en los planes de estudio para educarnos en el respeto y la igualdad, no debe de exponerse la violencia morbosamente en los telediarios, ni deben de existir esos programas de telebasura donde las parejas se insultan y amenazan. Las leyes han de ser mas justas no se trata de destruir a nadie, desde mi punto de vista se trata de aprender a aceptar que los tiempos han cambiado.

Ojala que todas esas mujeres invisibles que ni espacio tienen en sus casas revivan con dignidad y ojala que nosotros los hombres podamos verlo comprendiéndolas sin ver amenazada nuestra vanidad.

Pues eso..Vivir y dejar vivir

Sant Pol de Mar 25 de Noviembre 2010
Esteban Mediterraneo

Imagen visita museo Reina Sofia:
Mujeres creando

8 comentarios:

  1. Amigo Esteban,

    He leído tus reflexiones y no puedo por menos que coincidir con ellas, si bien me gustaría hacer un par de matizaciones, porque de eso se trata, ¿no?...
    Hablas de la violencia de género, y te situas en ella, reprobándola, y me parece muy bien, pero creo que hemos de reprobar cualquier tipo de violencia (estoy seguro que tú lo haces), en el fondo ésta no es más que una manifestación de la genérica, de aquella que puede afectar a los niños, a los pobres, a los ancianos,a los diferentes ... a veces pienso que nos hacemos eco de unas, cuando hay otras de las que apenas se habla; por ello me quedo mejor si la crítica se hace extensiva a cualquier forma de vulneración de un derecho mínimo y fundamental, como sería el de la integridad física.
    Y la segunda reflexión, o aportación, como quieras llamarle, me aparece cuando haces referencia a nuestras madres como elementos influyentes y determinantes de esas posibles conductas de superioridad. No sé porqué, pero cada vez se me hace más dificil el juzgar conductas del pasado, en otras personas, de las que tengo constancia que, en términos generales, deseaban lo mejor para sus hijos. En el fondo eran fruto de una época. Piensa en los tipos de condicionantes que tuvieron nuestros progenitores, y en los anteriores, y si te situas mentalmente en su momento, en sus circunstancias, con mucha seguridad te diría que tú hubieras hecho lo mismo. Creo que hay que dejarlas al margen de las valoraciones, porque detrás parecen los juicios, y yo creo que podrían ser muy injustos. ¡Bastante tuvieron que aguantar¡, como, para que encima, las hagamos responsables de aquello que les obligaron a transmitir ...

    J.Ramon

    ResponderEliminar
  2. Amigo J. Ramón

    Por supuesto, veo que has hecho una lectura muy superficial de mi opinión (no es otra cosa)

    Yo si creo recordar que en aquella epoca los niños teniamos que ser unos hombrecitos y las niñas eran una linditas compañeras en mi entorno aun se valoraba como algo seguro y necesario la virgininidad de " ella "los roles eran facilisimos yo trabajo y tu haces las cosas de casa.

    Tal vez seaun niño de pueblopero las cosas eran asi, Pero quedan aun muchas mujeres que dicen que han tenido un " pistolito " en lugar de decirle niño.

    No quiero que parezca que culpo a nuestras madres que como bien dices bastante tuvieron y aun tienen mucho que aguantar, culpo a la sociedad .

    Esteban.

    que siga.,,

    ResponderEliminar
  3. Ambos dos llevais razón. Hablo como mujer y mujer libre que siempre fué educada e instruida e la libertad y sobre todo en el respeto al otro- Es cierto que la educación de base era distinta para chicos que para las chicas, la fundamental , (educación, respeto, modales etc) para ambos eran iguales. Jose Ramon afirma que toda violencia es algo que se debe desterar. estoy de acuerdo. solo que esta violencia de género, a veces hace perder la vida o dejar huellas para siempre a la mujer que la padece y .al hombre también. Bien es cierto que bajo este nombre se usa y abusa en la justicia para a veces peerjudicar al "otro", que también se hace. Creo y afirmo que como dice Esteban, se debe formar sobre todo en el respeto y valorar al otro, sea cual sea como un ser complementario que nos aporta beneficios. Uno sin el otro, macho hembra, perderiamos incluso la identidad de genéro.
    Para esto toda la sociedad debe colaborary claro que si, los medios de comunicacion visual tendrán en su día que responder ante los modelos de personas que están creando y vendiendo. todo vale, todo es tolerable pero si todo es rentable. La formación que no educación, ( esta la tienen que dar los padres) no se debe medir ni cuantificar con rentabilidad, la formación es una puerta que debe empezar a abrir la curiosidad para aprender día a día al menos algo nuevo aunque sea sencillo.

    Besos Esteban .
    Amparo
    Carpe dien

    ResponderEliminar
  4. Muy bien por la entrada en el debate Amparo, J. Ramón creo que estamos los tres en la misma longitud de onda..

    Si bien no he tenido hermanas, si he tenido una hija y un hijo y tuvimos buen cuidado de no influir en el rol de social de su infancia, de niña niño.

    J.Ramón tu recuerdas a modo de ejemplo los kioscos de tebeos denuestra infancia..Claro de Luna para ellas, Hazañas Belicas, El Jabato y el Capitan Trueno para nosotros.

    A nosotros se nos permitian los juegos con violencia, jugabamos a guerra a policas y ladrones ! la ostia de divertido ! mientras las niñas saltaban la cuerda y cantaban..Al cocherito leré sin moverse del sitio.

    En fin cualquier forma de violencia es terrible pero la violencia de género el desprecio y el ningunear a nuestras compañeras que muchas veces se ven atrapadas por circunstacias económicas a vivir casi en la exclavitud es una forma especialmente cruel de violencia.

    Y conste que también hay mujeres que la practican haciendo el mismo daño.

    El día amanece fresquito pero muy bonito.

    Desde el viento
    Esteban

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Buenasssss.
    He vuuelto y no quiero opinar sobre la violencia , sigo con mi tema de la luz y he avanzado , me gustaria acercarme a ser una luciernaga pero todavia apenas brillo, estoy en ello y me doy cuenta de lo que cuesta pero no me desanimo,por cierto la luz no tiene genero.
    Salir y brillar
    Tierra

    ResponderEliminar