Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

martes, 16 de febrero de 2010




Me gustaría debatir sobre el amor, no veo ningún motivo para no hacerlo hoy aunque fuera antes de ayer el día de los enamorados, si el día de los enamorados es uno solo no vamos nada bien, nunca he creído en los tópicos de buscar una fecha para cada cosa y celebrarla a golpe de cartera.

Un servidor compara el amor, me refiero al amor de pareja a ese sentimiento desbordado de la fe y que nos hace irracionales algunas veces, el amor vence todos los dogmas como los vence la fe en un Dios que nunca aclara los misterios, nos convierte en esencia de lo natural y de lo silvestre, y nos conduce por caminos inimaginables al devorar los dulces frutos del árbol de la ciencia del bien y el mal sin saciarnos, siempre es poca el hambre que produce la sensación de saciarnos de amor.

Recuerdo muchas veces la conversación que un día tuve con mi amigo y cirujano Pere Puig, acerca de Dios en que lugar se encontraba la fe que hoy comparo con el amor. Pere Puig me decía que cuando el practicaba la cirugía nunca lo encontró, es más aun sustituyendo el corazón no se podía cambiar de cuerpo la fe en Dios, como estoy yo seguro que tampoco se podría cambiar de cuerpo el amor ni arrancándonos el corazón.

Que nos hace estremecer con el roce del aliento de la persona amada haciéndonos distraídos al viento de un huracán es un misterio un dogma de fe, parte del universo, física química, no lo sé es un secreto el que los hombres tengamos dos grandes misterios el de la vida y el del amor. Nos ponemos en manos de dios cuando la vida parece que se agota, y nos ponemos en brazos del amor cuando la vida nace dentro de nosotros como una existencia que se expande desbocadamente .

Hoy hablo de amor y os deseo que estéis todos enamorados que os abriguéis en la piel de aquellos a quienes amáis. O por lo menos lo deseéis y que esa fuerza misteriosa os haga fuertes y al mismo tiempo tiernos dispuestos a sucumbir para renacer en este misterioso sentimiento.

Para los que lo tenemos, que lo conservemos, para los que lo han extraviado que lo encuentren de nuevo y para los que no lo sientan que tengan fe.

Sant Pol de Mar, un día de los enamorados de los 365 que tiene el año.

Esteban Mediterráneo.

http://estebanmeditrraneo.blogspot.com/