Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 10 de febrero de 2010

Crónicas de Garruloman: El Juicio Final, parte primera


No es fácil asumir para un súper héroe su origen no galáctico, que no llego a este planeta en una nave espacial huyendo de la destrucción, que un servidor Garruloman tiene su origen en un mes como este, Febrero y además ni tan solo fue concebido en Paris de donde vienen los niños ricos,.

Me gusta pensar en que fue concebido en un bosque florecido de almendros y nació después en Noviembre cuando se cosechan las almendras sin mas poderes que su buena fe que no alcanza para mover las montañas ya sabes como es Garruloman, el súper héroe de las pequeñas cosas.

Lo que os voy a contar es el misterio de Garruloman y os pido que guardéis su secreto ya que si lo supieran sus enemigos podrían dañarle en su talón de Aquiles o como a Superman ponerle una piedra verde de Kriptonita asta que perdiera su poder y falleciera.

Los poderes de Garruloman vienen dados de la sencillez con los que dejo perplejos a dios y al diablo, sin saber que hacer con un alma tan elemental y silvestre, ¿Quién si no se podría jactar de haber sido concebido bajo la lluvia de las flores del almendro ¿

Fue en un día de febrero como hoy nuestro amigo no era entonces distinto de tatos otros, preocupado por su familia, por su trabajo sin acordarse de ver amanecer ni atardecer solo distinguía entre la luz y la oscuridad, no habían apenas otros tonos en su universo hasta que le ocurrió lo que le ocurre a miles de hombres cuando creen que todo lo tienen controlado y se dan cuenta de que no han vivido su adolescencia y por lo tanto pueden ser tildados de inmaduros, pero no de insípidos.

Me contó mi amigo súper héroe que vivió intensamente esa situación, perplejo algunas veces, emocionado otras de verse sumergido en la fantasía sin poder reaccionar a nada más que al color de todos los amaneceres que nunca antes vio, todo a destiempo como si añadiera otra vida paralela a su propia vida. Intente recabarle más información, detalles, hechos, pero él se sumía en su propio recuerdo y callaba cuanto sabia.

Tiempo después, me dijo continuando su relato, un día estando esperando para cruzar la acera la vio caminar frente a el hacia algún tiempo que no la veía y se emocionó ella llevaba buen paso y sin darse cuenta de que trinaban los pajarillos del semáforo cruzo la calle. Recibió un gran golpe y salio volando, después al caer antes de perder del todo el conocimiento la vio alejarse por el bulevar de los recuerdos, lo que continuación paso fue eso de lo que sin duda habéis oído hablar. Una luz blanca al final de un túnel…

Mi migo llego asta el final del túnel, era una sala enorme me contó decorada en ambiente minimalista, todo muy ordenado aunque el ambiente era algo duro, demasiado blanco, apenas sin mas contraste que la que tenia un señor de barba negra que estaba bajo un letrero que decía.

Guarde su turno, y bajo el mismo rotulo se añadía. San Pedro.

¡ Joder que glamour ¡ mi amigo me dijo había llegado al cielo, pensando que le iba a pasar salio a su paso una angelita, era esbelta y si tenia sexo, nada que ver con los ángeles del catecismo, le pidió que la siguiera, y el lo hizo mirando atentamente su espalda y pensando debe de doler mucho tener alas en una espalda tan bonita.

Ángela que así se llamaba la angelita, lo llevo delante de San Pedro para buscar su expediente, todos los mortales tienen uno, donde escriben su día a día un diario donde además de escribir lo que se hace o se deja de hacer, se escribe también lo que hubieras hecho si lo pudieras podido hacer. Lo llaman libro de los sueños y la vida, y esta escrito de tal forma que tiene el mismo merito o lo que haces despierto o soñando.

Pensaba mi amigo que todo eso le llevaría muchísimo tiempo al de la barba negra, pero solo le bastó con apretar un botón para que una impresora escupiera toda su vida en un instante escrita más allá del bien y del mal. La angelita le regaló una sonrisa y San Pedro digo rascándose su celestial calva: Bueno no esta mal…

Todo eso me contó mi amigo súper héroe lo animó mucho, la angelita prometía un montón y el sitio no era como el se pensaba, el cielo se parecía más a una gran ciudad que a la descripción sosa y aburrida de los libros que el conocía.

Ángela ya mas abiertamente le pregunto por aspectos de su vida y por sus futuros planes en el paraíso celestial, le puso al corriente de que para nada era un lugar aburrido que se hiciera a la idea que era como haber nacido a una nueva vida. Eso si tras haber sido absuelto de todos sus pecados en el Juicio Final.

Continuará.

El Juicio de Garruloman.

Sant Pol de Mar, 10 de febrero de 2010
Esteban Mediterráneo.