Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

martes, 30 de junio de 2009


Hubo un tiempo en que los caminos eran paseos a media tarde, no hacia falta ir a ninguna parte y se caminaba por el placer de caminar, ordenarse las ideas o compartirlas con los amigos, los novios ser perdían entre los árboles bajo la mirada asombrada de las madres. La velocidad se media de otra manera o simplemente no existía como ahora la conocemos, los árboles en los márgenes no eran un peligro para la circulación si no la excusa de salir a pasear, si se tenia que ir a un sitio simplemente se iba, no se hacia una carrera contra reloj por el placer de correr, antes se miraba los márgenes del camino los paisajes. Bajo la sombra de los viejos plátanos ahora integrados en el parque de Can Villa, cualquier día es bueno para caminar mirando el mar o posarse sobre el césped contemplar las nubes, sentarse en un barco con la prensa antes de llevar una barra de pan caliente para almorzar degustando las noticias, ver jugar a los niños y dejar que el tiempo discurra a su aire son algunas de las actividades que se pueden hacer ahora entre los viejos plátanos del parque supervivientes del trazado de la carretera que antes llegaba al Sant Pol junto al mar. Con estas imágenes a la sombra de los plátanos supervivientes del parque te deseo una feliz tarde. Sant Pol de Mar, 30 de junio de 2009Esteban Mediterráneo.