Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

viernes, 3 de diciembre de 2010

Tocar ferro


Tocar ferro

Tocar hierro, cuando llegan a la “ Punta “ las gruesas olas empujadas por los temporales estallan en los balconcitos inundándolo todo, en ese instante cuando el agua sobrepasa el malecón algunos locos corremos hasta dentro de los balconcitos para tocar la baranda de hierro despreciando la violencia del mar que ruge y salpita.

Algunas veces cuentas mal las olas y además de tocar ferro cargándote de toda la energía que trasporta el temporal de mojas hasta los huesos, la gente ríe agrupada mas lejos a salvo del envite de las olas y los mas locos buscamos en este antiguo juego que es ya una tradición un intercambio de energía con todos los dioses del mar.

Atarmontanarse.

Más al norte la salvaje Costa Brava donde el viento de Tramontana es mas feroz la gente de Ampurdá que es donde nací yo, avanzan hasta el borde de los acantilados, se dice con los bolsillos llenos de piedras y extendiendo los brazos de cara al viento inclinados para compensar su fuerza como si fueran enormes gaviotas se “ atramontanan “ desafiando al huracanado viento.

Yo nací según me ha contado mi hermano Antonio traído por el viento de tramontana y me gustaba escuchar cuando era mas pequeño como el imitaba el viento de tramontana soplando la hoja de un cuchillo..

Ser elemento aire no corresponde por mi fecha de nacimiento pero cuando el amigo Diego que entiende de esas cosas me dijo que pertenecía al signo del viento me pareció muy acertado, hay algunas cosas que el viento que me seducen hasta llegar al extremo de haber profesado mi fe en el universo a una diosa imaginaria “ La Rosa de los Vientos”.

Sea como sea he tocado ferro, ahí queda el testimonio.

Sant Pol de Mar. 3 de diciembre 2010
Esteban Mediterraneo.