Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La mujer de la playa




Aunque la vista se pierda en el mar hay que mirar donde se ponen los pies, caminar estando atento a los sentidos que trasportan las emociones, no es todo tan elementalmente sencillo. Entre la orilla del mar donde las olas rompen dibujando en la arena de la playa y las vías del tren hay un mundo de sensaciones.

Me crucé en mi paseo con ella, pensé que la conocía. ¿ Sería María de Damián el de los bueyes…?.

La salude al rebasarla, iba del brazo de una muchachita de esas que llegan aquí a cuidar de nuestros ancianos y limpiar nuestras casas y parece que ahora sobran.

Le dije .- ¡Hola que bien se ve ¡, se lo dije porque era verdad sus ojos eran una fiesta de alegría , un hombre un desconocido la había saludado, tan coqueta tan bonita…

Respondió: Si estoy bien hace un día muy bonito si no fuera por ese clavo que dice el medico que se mueve podría andar sola pero ya sabe son las cosas de la edad .

No era María ni tan solo se como se llama esta bellísima abuelita que caminaba por la orilla de la playa esta mañana, no le pregunte su nombre prefiero piense que nos conocemos y la llamare “ la mujer de la playa “ pensé que aun tenia una cara bien bonita unos ojos preciosos y radiaba simpatía, se colgaba del brazo de su asistenta mientras caminaba. Note un olor muy agradable de jabón venia de la mujer de la playa iba reluciente y limpia colgada del brazo fuerte de una peruana.

Aun me regalo alguna sonrisa más y me dijo que hacía mucho tiempo que no me veía ¿ Me confundía ..? tal vez siempre ando mirando el mar y por eso no recordaba a la bellísima abuelita que caminaba con pasos casi rotos por la orilla del mar.

Sant Pol de Mar, 13 de diciembre de 2010
Esteban Mediterráneo.


Playa de Sant Pol de Mar, Esteban Mediterráneo Óleo sobre tela.