Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

viernes, 24 de diciembre de 2010

Mi abrazo de Navidad.


Han pasado veintiún siglos desde que la Virgen y San José recorrían Gaza buscando una posada para alumbrar a Jesús , no la encontraron y fueron a dar a un establo, se sentían perseguidos huían del invasor romano, no entendían muy posiblemente porque tenían que esconderse pero se veían obligados a hacerlo.

Nació su hijo y lo adoraron pastores y hombres sabios que esperaban una señal del universo que llego en forma de estrella a los humanos siempre nos ha hecho falta un vinculo que nos una a ese espacio ajardinado tan bonito lleno de estrellas donde proyectar la mirada fuera de nosotros mismos buscando entre los astros uno donde agarrarnos, es una bella cuestión de fe.

Hoy no seria distinto para María y José tal vez sería peor que hace veintiún siglos Gaza esta aún ocupada y los caminos se han cortado con muros de hormigón armado, viajar es un peligro los romanos usan miras de visión nocturna y disparan a quienes caminan a ritmo de blues. La estrella de Belén fue vista hace dos años pero no anunciaba el nacimiento de la esperanza era uno de esos miles de proyectiles de fósforo que causaron mas de 2000 muertos entre la población civil palestina de Gaza donde esta el Portal de Belen, mas de 6000 heridos, los romanos de turno perdieron 12 hombres en la masacre Hoy se conmemoran dos años de esa nueva matanza de inocentes.

Pero la vida sigue y entre todas las cosas que puedan humillarnos siempre brillará una estrella en algunos momentos, basta mirar a las estrellas encontrar una y asirse a ella como el Pequeño Príncipe encontró su asteroide para plantar rosas y baobás, todos encontramos cosas así.

No soy una excepción también yo soy feliz con las pequeñas cosas como Garruloman y en días como hoy me llegan también los abrazos que me hacen inmensamente feliz

Ya hacia mas de dos meses que no veía a Alicia y cuando me vio me dio un abrazo tan rico y tan cariñoso que me trasporto a otros que han sido también muy especiales, recuerdo un día que fui a buscar a mi hijo no debería tener mas de 15 meses, estaba en casa de mis padres cuando me vio llegar se tiro a mis brazos y se hizo pipi cuando lo abracé. Este tipo de abrazos no se olvida y aun noto que me recorre la energía que me ha dejado Alicia con ese recibimiento tan cariñoso.

Cuando creces, cuando te enamoras sientes algunas veces abrazos así en los que el universo cruza por tu cuerpo como si fueras una toma de tierra y notas a través de tu corazón la energía que emana entre el cielo y la tierra.

Hoy es Navidad puede que pasen 2000 años mas y el mundo sea esencialmente igual pero habrán abrazos así chiquitos que nos llenaran de de fe y de alegría.

Me he permitido narrar este abrazo intimo, porque no encuentro otra forma de desearte que busques en tu memoria otro igual con el que hacerte rememorar el espíritu tierno y bello de esta noche mágica .

Sant Pol de Mar, Navidad 2010
Esteban Mediterráneo.