Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 3 de noviembre de 2011

Caminares por las rutas de Gandia



De caminantes por las rutas de Gandia




Me pide mi amigo Tierra que haga una valoración de nuestro caminar por tierras de Valencia. Recordar cientos de anécdotas de otros viajes particularmente por las sierras de Xeres en Ourense o por las aquellas aldeas llenas de sabor como Zaparin y sus montañas, los ríos transparentes en los que hasta el agua quedaba disimulada o los que llevan agua caliente en los que puedes bañarte cuando llegas cansado de andar, los valles de Asturias o León, los caminos pot los Picos de Europa o la ruta de la Plata en Extremadura.

De este viaje solo recuerdo bien la ruta de Safor los montes escarpados las naranjas que iba comiendo sin poder remediar robarlas de los árboles, los frutos que ofrecían los bosques, hongos que mi padre me enseño a comer crudos, los brotes comestibles de ciertas plantas y el cocido que elabora por navidad el elemento Tierra del que me empezó a decir los ingredientes en el kilómetro 0 y rectifico de sal y desespumó en el 18 de regreso. Pero como siempre la compañía de mis amigos y la solidaridad las risas y las discusiones encendidas ( siempre de política )con mis camaradas han valido la pena. Y pensándolo ahora mejor me resulta curioso nuestra unaminidad en los temas relacionados con el sexo de casi la tercera edad, las mujeres y el llantar y la fuerza con la que intentamos imponer nuestro criterios en los temas políticos, debe de ser que en política nos sentimos muy vivos.

El tiempo no nos acompañó y me he hecho muy exigente con la comida siempre me he quejado de que en Valencia nunca me he comido una paella que valiera la pena y esta ha sido una vez más, es cada vez mas difícil comer con cierta calidad los restauradores, imitan la cocina de los grandes magos capaces de transformar una patatita en un billete de 50 euros añadiéndole un vapor o un colorín colorado, ( puro cuento..) un día hablare de algunos restaurantes que han merecido un diez que también los ha habido.

De todas las imágenes me quedo con la del amigo Tierra asomado a una de las galerías de ventilación de uno de los interminables túneles que pasamos a oscuras en nuestra caminata entre montañas y naranjos

Sant Pol de Mar, 3 de noviembre 2011

Esteban Mediterraneo.

1 comentario:

  1. Escribes bonito,Esteban , y mas cuando has digerido el viaje.
    Intentare darte mi vision .


    El miercoles amanecio ambiguo , sin decidirse a llover, se aguanto hasta nuestro destino:Alqueria de la Duquesa.
    No nos estaban esperando ,nos adelantamos media hora , pero ya eran las tres y alli los restaurantes -2- tenian la cocina cerrada , pero la señora de uno de ellos, de generosas carnes , nos dio lo que qudaba: rabo de toro con patatas;eso nos traeria secuelas,con posterioridad,pues nos empacho.
    La casa es un pequeño palacete , con toda su decoracion de epoca , :sillones , butacas , cabezales de las camas , sinfoniers, lamparas , arcones , vajilla, incluso un patio interior con un explendido jazmin.
    La mejor habitacion le toco a Fuego , ,la peor a mi;desicimos las maletas y decidimos acercarnos a la hermita de San Miguel, pues la lluvia seguia sin aparecer.
    A una hora de camino entre naranjos y granados rebosantes de fruta , se alza un mogote donde se corona la pequeña hermita.El camino no se percibe y damos vueltas intentando una via de acceso , cuando entre los arboles se nos aparece un viejo campesino , que se nos ofrece a guiarnos .
    Con una agilidad impropia de sus años nos deja ante un sendero que discurre entre unas tupidas chumberas , cosa que aprovecho para coger higos chumbos , con sumo cuidado , que junto a las mandarinas y las naranjas y las granadas seran a buen seguro , desayunos matutinos , la hermita esta muy dejada , incluso se ven pintadas y grafitis a lo "grande", empieza a llover un chirimiri que nos hace cojer un atajo y en veinte minutos en casa .
    Salimos a por viandas y luego nos hacemos una cena participativa con detalles de jazmin y mucho tomate de huerta.
    Tierra

    ResponderEliminar