Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

martes, 8 de marzo de 2011

Los acantilados mágicos de Sant Pol de Mar, alies, rosas de mar,sirenas y nereidas



Pincha con tu raton sobre este acantilado y tirare al agua, se abrirán muchisímas imagenes que ahora no ves.

Alguna vez me invento historias que ocurren en estos acantilados, hablo de que Ulises de regreso a Ítaca fue seducido por las sirenas en los acantilados de de la Calina de las Rosas, fabulo con la realidad y añado después personajes mitológicos, héroes o hechiceras, hablo de pétalos de rosas sobre las olas de trasparencias mágicas, olores que llegan desde el horizonte.

Todas esas cosas que aquí confunden los sentidos existen en la realidad pero sucede que muchas veces pasas debajo de un arco iris sin darte cuenta abstraído en tus preocupaciones sin saber que has entrado en otra dimensión no se trata de vivir entre las nubes, pero un descanso aunque solo sea unos instantes mirando como amanece mientras te diriges a trabajo puede ayudarte como un contrapunto que te recuerde que en medio de tantas cosas amargas hay un universo de sentidos que te espera en color o en aroma.

Al pasar hoy por los acantilados llego el perfume del alelí casi brutalmente si no conociera tan bien todos los rincones de estas piedras pensaría que estoy loco y alucino, pero no es así y lo puedo demostrar en estos acantilados, en sus puntos mas inaccesibles al llegar la primavera se llenan de mensajes a los sentidos, regresa la arena y construye de nuevo las calitas incluida mi preferida entre todas, cesan los temporales de Mitjonr y de Tramontana y el mar se calma mostrando su trasparencia y suspendidas en los riscos las flores del alelí hechizan con su olor el que llega del mar.

Quien podría negar que aquí llego Ulises de camino pata Ítaca, quien se atreve a negar la existencia de sirenas y nereidas tan solo porque nunca las ha visto en las calitas de estos acantilados, quien en un día como hoy cuando aprieta la primavera no dejaría si la hubiera una rosa en la orilla. Tampoco posiblemente quien pasee hoy por la orilla de los acantilados sabrá desde donde le llega ese olor que le hechiza y sin embargo esta muy cerca de su nariz.

Sant Pol de Mar, 8 de marzo de 2011
Esteban Mediterráneo.

Si quieres ver mas imágenes debes de verlas en.

13 comentarios:

  1. Es de agradecer a la vida, que alguien comparta esos mágicos acantilados, los perfumes y sabores de esas tierras y las hitorias de sirenas y personajes mitológicos con los sentidos despiertos y la imaginación abierta...Es un placer recorrer contigo esos lugares donde la primavera asoma, mientras por estos lados el verano se va alejando.
    Trae el viento de tu casa aromas de azahares y brisas de mar empapadas de alelíes... toda una maravilla!
    Besos, amigo!

    ResponderEliminar
  2. Un beso grande a todos
    cuando el dice:.....¡ la Calina de las Rosas.
    todos pensamos en aquella casona hoy Museo
    en Ribadesella, en pantrucos, en besinos
    en orbayu, en nenines guapes y sidra hasta
    cantar ¡¡¡¡Asturias patria querida ¡¡¡

    es el himno asturiano si estas alegre no se puede cantar....puede ser motivo de sanción
    La Xana

    ResponderEliminar
  3. Eso! ...¿quién se atreve a negar que algo existe sólo porque no es capaz de verlo? Para eso está el sentimiento.

    Te dejo un beso, Esteban.

    ResponderEliminar
  4. No es perder el tiempo poner un granito de Clara Campoamor

    ResponderEliminar
  5. Dónde estás Dieguin del alma mía?
    es algo simbólico. pero me faltas ... hoy
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias ESteban, muchas mujeres sufren sin estar respaldadas por alguien intelectualmente
    serio. comprometido y especial, me siento orgullosa de ser tu amiga.
    Xanina

    ResponderEliminar
  7. Olguita

    Que vas a decirme tu de la magia del color y de tantas cosas, si siempre te imagino corriendo por los riscos como una cabrita loca y a Tono detrás de ti con un maletín de primeros auxilios, se que te adentras en las nieblas te quedas en el fondo de los acantilados que bautizo tu abuelo mientras que sube la marea.

    Te iré sirviendo mi primavera y mi verano para compensar tu invierno patagónico del que se seguro enviaras buenas tomas, ¿ Tu nieta como esta? A mi pequeña Alicia ya le despierta la primavera ¡ Jo ..como pasan los años ¡!

    Desde el viento
    Esteban..

    ResponderEliminar
  8. Volvorerta.

    Veo que aunque no escribes desde la tierra de Rosalía de Castro tienes alma de meiga ya que por casualidad pones los semáforos en rojo y pintas paraguas rojos sobre negro, esos regalos a un anarquista degradado en la comodidad no debes dárselos por aflora su alma juvenil.

    He revisado el tutorial que me envías y me ha entusiasmado, me pasearé por sus lecciones gracias.

    Desde el viento.
    Esteban.

    ResponderEliminar
  9. Por fin de regreso Belensita, ya era hora vienes además cargada energía como si fueras un huracán bravo! Lenina brilla ¡

    Me has dado , eso del pantruco, el Cabrales ( que se me terminó) Ribadesella que un día te diré donde construí la fuente para que me digas si aun esta me llena de alegría de tu regreso, ya presiento que don Tierra debe de estar hecho un terremoto con tu llegada, pero es que ni se entera desde que importantísimo sr.

    Como sabrás este año vamos a León a caminar espero que te descuelgues con una cestita como Caperucina Rolla los lobos, 4 aunque no somos feroces tenemos buen saque que no falte la sidrina ni el buen humor.

    Una flor para la Sra Campoamor y que las campanas de Oviedo toquen a primavera que es algo que me estremeció.

    Desde el viento
    Esteban.

    ResponderEliminar
  10. Quiero contar una historia bonita...dedicada a VolVoreta, si para la compañera
    En un lugar de Zamora de cuyo nombre si puedo acordarme, hay un vino ecológico llamado Volvoreta, es único en el mundo y seguro que muchos ya lo conoceis.
    Tiene antioxidantes naturales, cantidades de resveratrol es un antienvejecimiento total, no es caro pero la historia del viñedo es un canto al esfuerdo y a la ambilidad de sus cuidadores.

    Aviso a caminantes en la ruta de León regalo guapo conocer este sitio tan rikín si tomais este vino podeis regresar con 20 años menos

    poner en Google "vino ecológico Volvoreta"

    es agradable la sorpresa.

    Besín pa todos Lenina

    ResponderEliminar
  11. Cuando la sensibilidad es extrema se puede sentir todo,un tenue olor ,un sonido apenas perceptible,una palabras no pronunciadas,una sonrisa invisible.Te embriaga el perfume de los alhelies te hacen crear sensaciones que llegas a transmitir con tu imaginación, casí tan infinita como ese mar que ves y te acompaña cada día..no todos tenemos ese privilego ,me alegro que lo poseas porque lo transmites y le sabes poner colores y sonidos de oleajes...


    Rosa Ingrávida

    ResponderEliminar
  12. Todos los dias son dias para brillar , no hay dias dormidos .
    Existe una leyenda que cuenta que hombres y mujeres eran seres de diferentes estrellas y que concidieron en la Tierra, estuvieron luchando por el dominio de uno sobre el otro , pero viendo que se estaban estiguiendo decidieron pactar una tregua y eso los llevo a unirse. Pero de vez en cuando vuelven las luchas...
    Pero durante aquella tregua pasaron tantas cosas buenas que siempre se vuelve al pacto.
    Si estamos despiertos espiritualmente todos los dias son nuestros y podemos celebrarlos, trasladando la alegria de vivir , por que el que vela sabe.
    Estais brillando como a mi me gusta seguir asi .
    P.D La vuelta al jardin de la flor del portal , me a hecho aparecer a costa de llegar tarde , pero queria saludar atodos y especialmente a Belen
    TIERRA

    ResponderEliminar
  13. Rosa ingravida.

    Hay un instante al alba en que las rosas son ingravidas, cuando el sol emerge de mar.

    En ese instante se levanta una brisa térmica ( ya se que no es una forma romántica de describirlo) que cimbrea las rosas sin dirección como si fuera ese momento que antecede a la lluvia donde las ramas de los arboles acarician las nubes pidiendoles agua.

    Desde el viento
    Esteban.

    ResponderEliminar