Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

sábado, 12 de marzo de 2011

El caos ese orden que todavía no comprendemos.



El caos es ese orden que todavía no comprendemos.
Gregory Norris.

Me vais a perdonar si digo que me la imagen del Tsunami me ha impresionado no tanto los destrozos que ha ocasionado si no por ver la furia de mi plantea preferido en toda su magnificencia en expresar el caos ese orden que todavía no conocemos .
Algunas veces leo que ha nacido una súper nova muy lejos y que ha ocasionado un explosión inimaginable, miro la fotografía del universo y me parece bello lo que estoy viendo una explosión de colores que se expande, tan distante que si no fuera por los medios de observación modernos nunca la podría haber observado. Resulta muy curioso poder ver a millones de años luz y estar indefensos a un estornudo de nuestro bello planeta que aun pese a todos esos medios técnicos no comprendemos.

Somos capaces de grandes obras y sin embargo delante del caos no somos ni tan solo como hormigas, podemos entender que la tierra tiene vida propia que se estremece y se adecua a los cambios, ahora cruje se adapta dentro de su orden secreto la corteza y tiembla todo, Los edificios se derrumban y nos atrapan y el mar crece y lo invade todo en una sola ola.

Todo forma parte de un plan que no podemos entender y sin embargo sospechamos un orden que lo renueva todo porque todo lo que hacemos es pequeño frente a esa fuerza que late en todas las partes del universo.

Los científicos aprenden con humildad, los filósofos pretenden ordenarlo dentro de un orden, los sicólogos pretenden entenderlo reflejándolo en nosotros mismos, dentro de nuestros propio caos secreto.

En días como hoy detrás de la lluvia que todo lo amansa, hay centrales nucleares que peligran después del terremoto, gentes que lloran a sus muertos desconsoladamente al tratar de ver entre los escombros una pizca de algo que ellos construyeron sobre la tierra que les ha recordado quien es quien estornudando. Mas cerca el ejercito aplasta la rebelión de los hombres que aspiran a su propia libertad. En cualquier parte una mujer o un hombre lloran sin entenderlo y claman al cielo o al universo porque acaban de darse cuenta de lo pequeños que son.

Sant Pol de Mar, 12 de marzo de 2011
Esteban Mediterráneo.

Estas son 5 barcas que estoy pintando ahora, la ola es no llegará a ellas cuando la termine de pintarla será mas serena dentro de que es un mar después de una tormenta

6 comentarios:

  1. Buenas tardes amigos lo que dice Esteban me hace recapacitar, el tiene la capacidad de síntesis y un toque muy especial para expresarlo. Por mi trabajo en el que soy testigo de tantas penas me endurezco pero cuando abro este sitio me humanizo de nuevo, Esteban elemento aire no rehúyes la realidad por triste y dramática que sea pero haces que no me duela tanto con ese rayito de luz.

    Auri.


    Hola Esteban yo soy Juliana trabajamos juntas aquí, tambien te leo y me gusta mucho

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Querido Esteban,
    ¡Es que somos muy pequeños¡,... la naturaleza nos lo va recordando periódicamente, y creo que nos va bien,... lo único que se no ha ido engrandeciendo es la soberbia del "homus erectus", que con cuatro máquinas que ha construido, se cree que es el dueño del planeta; que se ha creido, en su papel de rey de la creación, que lo puede controlar todo; y ahí está la realidad de la vida que vuelve a situar a sus personajes en el lugar que les corresponde. Esteban, no somos los reyes de la creación, sino una especie más, que habría de convivir en armonía con el resto, respetándolas y siendo conscientes de que el planeta no nos pertenece, nosotros si pertenecemos al planeta ...
    Y el planeta nos va recordando y poniendo en evidencia que el dolor y la alegría coexisten, así como la armonía y el caos,... el ying y el yang, el blanco y el negro ... y nosotros de espectadores ...
    Todas estas disquisiciones no me apartan de sentir y compatir contigo la solidaridad con las personas que están sufriendo, que han visto de un plumazo como su mundo, su pequeño mundo, nuestro pequeño mundo, se desmorona, con una sensación de absurdo que lo inunda todo, tanto más dificl de entender cuanto mayor sea la altanería de esta orgullosa especie a la que pertenencemos.
    Un abrazo cordial desde esta lluviosa tarde en tierras catalanas ...

    J.Ramon - Agua

    ResponderEliminar
  3. Pues sí el mar y la tierra se confabularon y temblaron a la vez,y el mar lanzó sus olas sobre ella y todo tembló,se sembró el caos,la destruccion,¡que pequeños somos ante la naturaleza y su furia desmedida¡¡.En cambio tus nos deleita con un poema que habla de olas,no una, sino siete,que tambien sembró posiblemente un caos en un corazón.pusistes la nota sensible será que te desbordas como el mar.

    De Rosa Ingrávida ..

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches a tod@s:
    Muy bonito jefe y también me gustó el comentario del elemento “agua” a propósito del ídem.
    Recuerdo cuando el Tsunami azotó otras tierras, otras personas, otros hogares.
    Creo que fue en el año 2004-2005, (como se olvidan las fechas!) y todo se repite de nuevo, en aquella ocasión, me encontraba en mi coche mirando el mar esas olas que recuerdo eran tan indefensas en el mar Mediterráneo y tan destructoras en la otra parte del mundo, lo escuchaba por la radio…tantos y tantos muertos, pensé que horror parece que no seamos conscientes de este suceso, y me puse a escribir sobre ello. Era Navidad o faltaba poco. Es como un plagio de la reflexión del elemento agua, por eso no lo adjunto ni pego aquí, su reflexión está mucho mejor expresada, aunque saco la lectura que personas que no se conocen, comparten esos mismos sentimientos, en cualquier parte del mundo. Todo se repite y ahora, cuando ya no nos acordamos de aquel suceso, ocurre otra vez…personas, tierras, hogares destruidos y encima peligro de contaminación nuclear.
    Como hormigas somos arrastrados por la Naturaleza enfurecida, sin poder detenerla, a pesar de estar más prevenidos, esta vez en Japón, donde se conoce y reconoce su capacidad de inventar y producir tanta tecnología.
    Todos los medios como aquella vez en Navidad, nos muestran ese horror, pero que hacemos para evitarlo con tanta tecnología?.
    Por desgracia demasiado a menudo nos olvidamos, de que la Naturaleza es más fuerte que nosotros, a menudo también nos olvidamos que somos todos muy pequeños y frágiles, para matarnos en guerras absurdas a veces, pero siempre innecesarias, que también son noticia que siempre nos suena de lejos, porque a los muertos nos los enseñan, pero no nos salpica su sangre .
    karme

    ResponderEliminar
  5. Es cierto ,todo se mueve y aveces los movimientos son tremendamente bruscos.
    He estado reflexionando y apenas hace una semana ,el sol tambien se movio con una inusitada explosion de energia , como no se veia en muchos años. Luego se han movido ,el mundo arabe , y el petroleo , la tierra y la energia nuclear...
    Pero lo que mas me impresiona de este caos , es el pueblo japones , que sufriendo tal calamidad se mantiene ordenado y dispuesto a plantar cara a la adversidad.
    Tal vez sean necesarios estos terribles acontecimientos para que se nos caiga la venda y veamos lo bello que es este mundo y dejemos de destruirlo.
    En las tineblas es cuando hay mas necesidad de brillar.
    Tierra doliente.

    ResponderEliminar
  6. Tierra:
    es como ver esa luz al final del tunel?
    un saludo del fuego brillante de Lilhit.
    karme

    ResponderEliminar