Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 17 de diciembre de 2009

Navidad


La navidad siempre produce en mi una sensación extraña y melancólica, extraña por que no acabo de comprender que todo el mundo me desee que sea feliz en estos días, cuando me gustaría mucho más que de vez en cuando alguien me hiciera sentir su deseo, digamos fuera de plazo, melancólica por que mi madre me dejo huérfano en navidad, tenia que marcharse y lo hizo ese día y de forma que no pude despedirla.

Con todo la navidad es como una bola de nieve que según corre se hace grande y no entiendo tampoco como poco a poco me deduce y termino leyendo los ojos de mis nietos y eso me anima a ser un Papa Noel o un rey mago, si lo hice todo el año no voy a dejar de hacerlo ahora aunque se les acumulen los regalos la magia de encontrar un regalito escondido en el bosque no les faltará.

Para vosotros vaya mi sentir no solo para estos días, os deseo amor, amor terrenal, amor con frutas con perfumes, amor con lucha, con pasión y con paz, ilusión y fortaleza, salud y éxito en la medida justa que no exija heroicidad.

Llega la hora de brindar, brindemos por la amistad.

Sant Pol de Mar, 17 de diciembre de 2009

Esteban Mediterráneo.

http://estebanmeditrraneo.blogspot.com/





Brindis de Navidad

. Casi todos los días de este año
como las hojas de las viñas han caído,
solo restan algunas que aun se sostienen
en los pámpanos por puro milagro
húmedas por la brisa
y el rocío de todos los amaneceres.

Quemadas por el sol de los ocasos
bailan con la brisa las últimas hojas,
luciendo sus vestidos ocres y rojizos
colgadas de los pámpanos.

Hemos pasado juntos en la distancia,
comunicando los sentimientos
por arte de magia.

Luna tras tuna
amanecer tras amanecer
rosa a rosa,
poema a poema este año.

Ahora que los días
son como la última luna, menguantes,
quisiera apretar en mis manos
todos los momentos
que hemos compartido juntos este año.

Y como si de un racimo de uvas se tratara
exprimirlo entre mis dedos
y fluyera de mi mano
un mosto, regalimando.

Llenar después con el una copa de vino
afrutado dulce y blanco.

Y con el brindar por nuestra amistad
alargando los sorbos,
saboreando estos ultimas días
hasta que acabe el año
y apurando el mosto blanco decirte.

¡ Gracias feliz Navidad,
viviremos, otros años ¡

Sant Pol de Mar
Esteban Mediterráneo.


<