Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

lunes, 10 de enero de 2011

El último Tabú






Me permito hoy iniciar el debate de la sexualidad, la mayor parte de las personas que leen este espacio son personas adultas y ya es hora de hacerlo.

Algunos de nosotros estamos abiertos a expresar sin temor nuestros pensamientos aunque solo sea por que la edad da derecho a hacerlo dejando ya aparcados los tabúes que nos mantenido en silencio en hora de aprender quien no sepa y conquistar el derecho de disfrutar del sexto sentido que no es mas que la suma de los otros cinco.

Como hombre he de reconocer que en algunos momentos he sentido el temor por no decir el pánico insoslayable a estar a la altura de las circunstancias, pero me ha ayudado el poderlo expresar y encontrar en mi pareja la palabra el gesto o la caricia que me tranquiliza. Aceptarnos como somos, hablar de ello abiertamente, aprender explorando el universo de la sensualidad nos ayudará a ser más felices.

No remedios mágicos que yo sepa, pero si que hay formas distintas de ayudarse y ser felices, todas son buenas si dan satisfacción desde el respeto, leer este articulo publicado en El País dominical y que cada cual diga o haga la suya, esto es un debate.


Sant Pol de Mar, 13 de enero de 2011
Desde el Viento, Esteban Mediterráneo





REPORTAJE
El último tabú. Sexo a partir de los 60
LUZ SÁNCHEZ-MELLADO 09/01/2011

No se limitan a cogerse de la mano. Los mayores también lo hacen. Con quien quieren y pueden. Como quieren y como pueden. el sexo en la vejez aún es tabú. Es hora de derribarlo.
Bonica, me vas a operar tú?

Cristina: “Soy mayor, sí, pero también soy mujer. Necesito caricias, intimidad, abandono, entrega, sentirme deseada”
Amadeo: “No necesito Viagra, necesito una mujer que me excite. El sexo es vida y es arte. No aquí te pillo, aquí te mato”
Cristina: “Mis hijos dicen que estoy salida. Creen que ya no me hace falta eso. Les he dado mi vida, ahora me toca a mí”
Muchos mayores llegaron tarde a demasiadas revoluciones y ahora no se quieren perder la última: la de su sexualidad
-Sí, esté tranquila, va a ir todo muy bien.
-No, si lo digo para que me dejes bien por ahí abajo, que tengo un amiguico en la residencia y no quiero perder el gusto.
Primero, Silvia se quedó parada. No entendía lo que quería decirle la señora del quirófano. Luego le entró, sucesivamente, la risa, el cargo de conciencia y la complicidad. Todo, en los tres segundos que tardó en contestarle con una sonrisa de oreja a oreja:
-No se preocupe, María, que la vamos a dejar estupenda y con sus cosas en su sitio.
Silvia Montoya, una ginecóloga de 35 años, se disponía a operar de un prolapso a una mujer de 80 años en el hospital del Vinalopó de Elche. Se trataba de extirparle el útero, descolgado por la edad y los cuatro partos previos. Los médicos suelen, además, recortar la vagina para corregir al máximo el bulto. Si se trata de una paciente joven, el corte es conservador, para que la afectada pueda tener relaciones con penetración. Pero si es mayor suelen ser más drásticos, aun a costa de dejar la vagina reducida al mínimo o incluso clausurarla. Muchos, "por no decir todos", reconoce Montoya, dan por sentado que la vida sexual de las ancianas es historia. "Me dio una lección", dice la doctora. "Llevaba décadas con el útero fuera y había decidido operarse porque después de años viuda volvía a tener relaciones. Me dio tanta ternura, que me esmeré a tope".
Silvia, como muchos jóvenes, ni se imagina a sus padres haciéndolo. Mucho menos a sus abuelos. Pero lo hacen. Los padres. Y los abuelos. Parejas recientes y matrimonios que han cumplido las bodas de oro. Solteros y solteras. Viudas y viudos. Separados y separadas. Lo hacen cuando quieren y pueden, con quien pueden y quieren, y como quieren y pueden. Unos, mucho; otros, menos, y algunos, nada en absoluto. Como sus hijos. Y sus nietos. Como todo el mundo.
Sucede, sin embargo, que mientras que la sexualidad de los jóvenes y los adultos de mediana edad, con sus altibajos, sus etapas, sus gozos y sus sombras, se da por supuesta, la de los mayores se da por extinta. Se tiende a pensar que en un determinado momento entre los 60 y los 70 años se acabó lo que se daba. Los abuelos, lo sean o no, pasan a considerarse seres asexuados. Como si, cumplida su fase productiva y reproductiva, sufrieran una regresión a la infancia de cintura para abajo. Pueden ser cariñosos. Tiernos, galantes, atrevidos incluso. Pero sin malicia. Todo lo más se les ve con agrado cogidos de la mano o bailando un pasodoble en una verbena. Lo otro: los besos húmedos, las caricias íntimas, los gemidos, la pasión, los orgasmos, son palabras mayores que muchos prefieren ignorar. O lo dan por imposible, o no les cabe en la cabeza, o les parece de mal gusto pensarlo siquiera. Cosa de viejos verdes. El sexo en la vejez es, quizá, uno de los últimos tabúes que permanecen intactos después de todas las revoluciones sexuales del siglo XX y bien entrado el XXI.
Cristina Molina y Amadeo González quieren derribarlo. Por eso están aquí. Dispuestos a dejarse retratar juntos. Desnudos. Tocándose, besándose, acariciándose. Con sus arrugas, sus carnes maduras, sus motas de la edad. Piel con piel. Algo tensos primero. Más relajados después. Explorándose. Conociéndose. Cómplices. Vivos. Ningún modelo de ninguna agencia del país quiso aceptar un trabajo que requería ponerse en esa situación. Tampoco ninguno de la docena de veteranos actores y actrices a los que se invitó. Ni ningún socio del puñado de clubes naturistas consultados. Ni solos, ni con su pareja, ni con nadie. Cristina y Amadeo dijeron que sí a la primera. Donde fuera. Con quien fuera. Sin condiciones. Sin vergüenza.
¿Por qué? "¿Por qué no?", contestó cada uno por su lado. "Porque el sexo es arte, y es vida, y no es tabú. Y porque puede que cambie con la edad, pero no termina", dijo él. "Porque soy libre. Soy mayor, pero soy una mujer, y estoy viva, y tengo derecho a ser feliz. Porque he tenido que cambiar mi mente para lograr gozar de mi cuerpo. Y si yo he podido, pueden otras", añadió ella. Así fue como Amadeo González, de 64 años, naturópata y comercial sanitario, tres veces separado, con tres hijas y una nieta, residente en Mallorca, y Cristina Molina, "de edad indefinida, la que tú creas", enfermera jubilada, viuda desde hace 20 años, con siete hijos y ocho nietos, residente en Madrid, aceptaron conocerse y posar para este reportaje. El resultado de ocho horas de charla, risas, confidencias y caricias son las fotografías que ilustran estas páginas.
En España hay casi ocho millones de mayores de 65 años. El 28% son ancianos de más de 80. Más de la mitad viven con su cónyuge, pero el 38% son mujeres viudas, dado que la esperanza de vida es mayor para ellas (84,1 años) que para ellos (77,7). Las cifras proceden de la Encuesta de personas mayores 2010 del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Un informe que, por cierto, no dedica una línea a la sexualidad. La Encuesta de salud sexual 2009, último estudio nacional, no presta atención específica a los de "65 y +", como los denomina. Ni demógrafos ni políticos parecen tener tampoco especial interés en el asunto.
El 60% de los mayores de 65 años dice tener una vida sexual placentera, con una frecuencia media de cuatro contactos al mes, según un estudio de la Sociedad de Medicina de Familia. El 40% restante confiesa problemas para obtener satisfacción plena o haber renunciado al sexo: bien por esos problemas o, sobre todo las viudas, por falta de pareja. Hay, por tanto, más mujeres que hombres sexualmente inactivas en la vejez. Los datos coinciden con una encuesta publicada en el prestigioso New England Journal of Medicine en 2008. El 73% de los estadounidenses entre 57 y 64 años practican sexo. La cifra baja al 53% entre los 65 y los 75 años y cae hasta el 26% a los 85. "Aun así", concluye el estudio, "hay un importante número de personas que tienen relaciones vaginales, sexo oral o se masturban incluso a los 90".
Que la vida sexual se transforma con la edad es una evidencia. Hay factores fisiológicos objetivos. El desplome de los estrógenos tras la menopausia provoca en algunas mujeres sequedad vaginal y un descenso del flujo de sangre en los genitales que puede influir en una bajada del deseo, explica el ginecólogo Santiago Palacios, director del Grupo Europeo para el Estudio de la Menopausia. En los hombres, los factores hormonales no son tan determinantes, aunque la testosterona baja. El deterioro físico general y las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o la diabetes suelen provocar, además, un descenso de la capacidad y potencia de la erección, y cierta bajada de la libido, apunta Eduard Ruiz-Castañer, director del servicio de andrología de la Fundación Puigvert. En ambos sexos, el estado de salud, la calidad de la vida sexual previa, la comunicación con la pareja y la disponibilidad de intimidad influyen más que la edad en la satisfacción de los mayores. La sexualidad, coinciden Palacios y Ruiz-Castañer, evoluciona, pero no se extingue hasta la muerte.
Fina y Joan hacen el amor todos los sábados "de reglamento" y alguna vez entre semana "si se tercia". A sus 79 y 85 años, relativamente sanos más allá de la diabetes y la hipertensión de él y la artrosis de ella, parecen dos ancianitos de anuncio. Da gusto mirarlos: lustrosos, pelo blanquísimo, cutis de bebé. Llevan 57 años casados. Se desvirgaron mutuamente en su noche de bodas y tuvieron tres hijos sin más anticonceptivo que "la marcha atrás". "Cuando le venía el placer, él controlaba y se retiraba", ilustra Fina. Hace diez años, "por no dar guerra a los chicos", vendieron su casa de Barcelona y se retiraron a una de las docenas de residencias privadas que se arraciman en la costa levantina. No son los únicos. Cada vez son más los mayores que prefieren sacrificar el grueso de su pensión en pagar una residencia o cuidados profesionales en su domicilio, que tener que volver a vivir con los hijos a la vejez para estar atendidos. Por no darles guerra, como dice Fina, pero también por gozar de independencia e intimidad.
Así que Fina y Joan reciben en su casa-habitación. Comen y alternan en las instalaciones comunes, pero estos 20 metros son su hogar. Un dormitorio-estar limpio como un jaspe y un balcón restallante de geranios soleado todo el año. Invitan a un café de la máquina que tienen camuflada en el cuarto -no se permite cocinar a los residentes por seguridad- y a unas pastas sin azúcar. La cama de matrimonio, cubierta con una primorosa colcha de ganchillo, se come tres cuartas partes de la pieza. "Hemos disfrutado mucho en ella, y seguimos disfrutando. Hay algunas compañeras de aquí que dicen que qué asco, pero a mí nunca me ha dado asco ni vergüenza de mi marido", rompe el hielo Fina. "No lo hacemos como se debe, sino como se puede, pero el placer no se pierde", prosigue Joan. "¿Viagra? No, hija, dónde voy yo ya. No soy el que era, ya ni me acuerdo de lo que es un coito completo, pero me va bien así", añade. "Para algo Dios nos ha dado las manitas, y los labios, y la lengua", tercia Fina. "Nunca sabes cómo empiezas ni cómo acabas: a veces con unas cosquillas viene todo lo demás, y otras con besarnos y acariciarnos tenemos bastante". Joan y Fina, sin más educación sexual que la propia experiencia -"antes no se hablaba de esto, hasta te asustabas cuando te venía la regla. Luego vas aprendiendo. Anda que no hemos aprendido cosas de la tele, y de alguna película verde que alquilábamos"-, han gozado y gozan de sus cuerpos en todas las fases de su vida. "Yo disfruto más ahora, hija, las cosas como son", confiesa ella. "Antes, él se ponía como un toro, pero acababa muy rápido y yo necesitaba más tiempo. Ahora no es tan fuerte, pero es más lento y a mí me viene el gusto muy bien. De todas formas, como no he tenido otro hombre, no tengo punto de comparación", confiesa, mirando pícara a Joan. Y se ríen los dos, como chiquillos.
En espíritu lo son. De hecho, se siguen llamando nena y nen. Mientras la población general sitúa en los 70 años el umbral de la vejez, los mayores piensan que ser "mayor" no depende de la edad, según el Imserso. Las generaciones de la guerra y la posguerra crecieron en años duros. Las dificultades económicas y de acceso a la educación, y la represión de la dictadura y la moral católica dominaban la sociedad. El sexo fuera del matrimonio era pecado o clandestino. Dentro, se justificaba por la reproducción. Los roles estaban claros. El del hombre, penetrar para fecundar. El de la mujer, satisfacer el débito conyugal. El placer no era el medio ni mucho menos el fin. Muchos mayores llegaron tarde a muchos trenes. El de los anticonceptivos. El de la liberación de la mujer. El de la educación sexual. El de la tolerancia. Pero siguen estando en el mundo, y no se quieren perder el último: el disfrute de su sexualidad. Viven más años y quieren vivirlos mejor.
"Las mujeres ya no se resignan. La que ha tenido buen sexo, quiere seguir teniéndolo, y si hay problema, pide ayuda", dice el ginecólogo Santiago Palacios. "Mientras que se investiga sobre cómo mejorar el flujo sanguíneo, ya hay cremas y comprimidos vaginales absolutamente inocuos que proporcionan microdosis locales de estrógenos, combaten la sequedad y facilitan las relaciones. Deberían usarlas todas las menopáusicas. Yo les digo a mis pacientes que piensen que es como la hidratante que se ponen en la cara mañana y noche, pero en la vagina, dos veces por semana y para toda la vida". Respecto a los hombres, el andrólogo Ruiz-Castañer admite que hay un antes y un después de la comercialización en España del sildenafilo -el principio activo de Viagra, Cialis y Levitra- hace una década. El vasodilatador ha dado alas a muchos mayores con problemas de erección. Pero el coito no lo es todo. Ruiz-Castañer recurre a un símil deportivo. "Hay que desgenitalizar el sexo. Cuanto más variada haya sido la sexualidad durante la vida, mejor y más plena será en la vejez. Hay quien ve el orgasmo y la eyaculación como tocar el Everest. Pero también se puede disfrutar del senderismo, incluso pasear en plano y gozar de la excursión sin tener que hacer cumbre. El sexo siempre vale la pena".
-Ganas tengo, doctor, pero eso de ahí abajo no me responde.
José Antonio García, mecánico jubilado, de 73 años, está en el centro de mayores Pedro Laín Entralgo de Zaragoza. Mientras otros socios juegan al tute, hacen yoga o se toman un cafelito en la cantina, él ha venido a la consulta de Santiago Frago, sexólogo, médico de familia y fundador del Instituto Amaltea, que gestiona la Asesoría Sexológica para Mayores del Ayuntamiento maño. José lleva casado casi medio siglo con Eufemia Hernández, de 82 años. "Una compañera extraordinaria que nunca me puso un pero a nada". Los primeros 15 o 20 años lo hacían cada día. Después, dos veces por semana, "miércoles y sábado, para medir fuerzas". Pero hace un año, José Antonio empezó a "flojear". La hipertensión, el ácido úrico y el colesterol pasaron factura y "dejaron el asunto". "Soy yo quien ya ni la molesto, me parece una falta de respeto calentarla para luego nada". Frago le sondea:
-¿Y no podéis hacer otras cosas: besaros, tocaros, acariciaros...?
-Nosotros somos del sistema antiguo, lo otro no lo hemos probado, y ya no estamos para novedades. Yo nunca le he faltado a ella, eh, ni que hubiera venido Rita Hayworth. O la Beyoncé esa, que está tremenda.
-Bueno, José Antonio, aunque viniera, si no tomas nada, tampoco se te levantaría.
Así que el clásico José Antonio sale con una receta de Cialis. Frago le aconseja tomar cuatro pastillas de cinco miligramos dos horas antes del posible encuentro sexual, y que le servirán para poder durante tres días. "Ya me contarás", le despide. "Claro que hay que desgenitalizar el sexo", explica ya a solas, "pero hay personas que te vienen con una sexualidad determinada y no se puede cambiar de repente. Para ellos, el sildenafilo es estupendo. Debería financiarlo la Seguridad Social". Frago, que lleva lustros escuchándoles, cree que los mayores están cambiando. "Hoy se ve a los sexualmente activos como viejos verdes, pero los que ahora tienen en torno a 60 van a ser viejos sexies, porque tienen buena salud, han tenido deseo, van a seguir teniéndolo y no van a esconderlo. Muchos han estado muy reprimidos. Los que llegan ahora, no". Hay datos elocuentes. En 2008 se separaron 13.000 españoles al filo de los 70 años, 3.000 más que en 2005. Los mayores aspiran a vivir tranquilos sus últimos años. Lo de nunca es tarde si la dicha es buena cobra una nueva dimensión.
Encarna perdió su virginidad el año pasado, a los 66 recién cumplidos. Fue con Pedro, un viudo de 78 años al que conoció en la residencia valenciana a la que se mudó al jubilarse después de toda una vida como portera en Madrid. "Quería empezar de cero junto al mar". Pedro, ex legionario y ex viajante, acababa de ingresar. Ninguna de las "dos o tres novias" que tuvo tras enviudar hacía seis años había cuajado. Se sentía solo. Enseguida reparó en Encarna. Él la veía a ella "tan alegre"; ella a él, "tan triste" que acabaron "hablando". Y "congeniando". Hasta hoy. "Fue muy natural, como conocer a un amigo hasta que pasa a ser algo más", dice ella, que "nunca antes" había sentido tanto por alguien "como para hacerlo". Para tal ocasión reservaron un hotel. Se pusieron sus mejores galas, cenaron, subieron a la habitación. Y ocurrió. Él, que tenía miedo a "no dar la talla" a su edad, quedó satisfecho. Ella, "ni fu ni fa, hija, pero después ha estado mejor".
-¿Nunca había tenido un orgasmo?
-No, pero ya sí, porque digo yo que será esto. Tampoco es para tanto, me importa más el amor , el respeto y la compañía.
Pedro asiente solícito a Encarna. Le coge la mano. Le echa el azucarillo al descafeinado. Se la come con los ojos. Por ahora viven cada uno en su habitación y quedan para salir. Y para "acostarse" una vez por semana. Él querría más: "Me da coraje dormir solo. A lo mejor mi hermanillo se pone en condiciones, y no puede ser". Hasta le ha "ofrecido" casarse para que le quede su pensión de viudedad, pero Encarna no quiere "meterse en líos a esas alturas". "Estamos mejor así", le dice a su enamorado. Y se van del bracete, como novios de los de antes.
"Hay personas que mejoran o incluso descubren su sexualidad mayores. Viudas que se quedan solas y se atreven a explorarse o encuentran otros hombres que las satisfacen. Pero también hay otras que viven la muerte del compañero o el fin de su vida sexual como una liberación, porque el sexo nunca les fue satisfactorio". Ni unas ni otras son bichos raros por hacerlo mucho o por no hacerlo. Ambas son perfectamente normales y sanas, explica la sexóloga María Pérez Conchillo, del Instituto Espill de Valencia. "El sexo es elección, no obligación".
Entre foto y foto, Cristina y Amadeo se cuentan su vida. Él siempre fue muy activo sexualmente. "Para mí lo ideal es hacerlo una o dos veces al día. El sexo te da fuerza para emprender muchas batallas. No necesito Viagra, sino una mujer que me excite. Verlas disfrutar es mi mayor fuente de ego", dice. El ejercicio -es entrenador de baloncesto- y las píldoras Macatonic, "una planta peruana que se cultiva a 4.500 metros" y que él mismo vende, son sus únicos secretos. Fue una de sus hijas la que el pasado otoño, tras su última separación, le apuntó al casting de Hombres, mujeres y viceversa oro, de Telecinco, un programa donde mayores de ambos sexos buscaban pareja. La emisión no duró. Pero Amadeo salió del plató con varios números de candidatas en el móvil.
Cristina ha apagado el suyo. No quiere que alguno de sus siete hijos "le corte el rollo" con su cariñoso control: "este es mi día y este es mi espacio". Cristina, casada a los 20, tuvo "una sexualidad reproductiva" con su marido. "No me entregaba, no sentía". A los 40 años se masturbó por primera vez y descubrió "el poder" de su cuerpo: "todo está en ti, tú eres la llave". Después, al enviudar, decidió recuperar el tiempo perdido "sin tabúes ni resentimiento". Internet, las clases de danza, el teatro, la calle, le ofrece oportunidades. Y aprovecha las que quiere. "La vida ha velado por mí: lo vas a pasar bien, aunque sea a destiempo. Mis hijos dicen que estoy salida, creen que ya no me hace falta eso. Pero soy mujer. Necesito caricias, intimidad, abandono, entrega, sentirme deseada. Les he dado mi vida, ahora me toca a mí".

Lua Sanchez Mellado

El Pais

30 comentarios:

  1. karme-Lilhit10 enero, 2011

    Muchas gracias por el tema Esteban, da mucho de si, a mi me ha gustado mucho la reflesión.
    Yo también soy de las que nunca imaginé ver a mi padre y mi madre haciendo el "acto sexual"
    y ellos eran mucho más jovenes que yo lo soy ahora. Imagino a esos pequeños que vienen a comprarme xuxes y me llaman "señora" con voz castigadora que suena como mujer prehistorica,
    los jovenes que creen ser los dueños del mundo por su juventud también. Las mamas jovenes que creen tener la edad perfecta y la seducción en su punto y tu eres a sus ojos una mujer simpatica simplemente.
    Los hombres mayores que se creen (algunos por supuesto)que te pueden "acosar" porque tu si eres màs joven que ellos y pueden jugar con tu mano al devolver el cambio de la compra de su periodico deportivo a escondidas.
    Los hijos que, como nosotros cuando eramos como ellos les cuesta entender que el cariño y el calor humano hace falta siempre, no tiene edad.
    El " tabú " cada uno lo entiende o lo interpreta a su manera según las lecciones recibidas y aceptadas. Yo no juzgo por ello.
    Hay quien quiere mucho y de cualquier manera y otros que con poco quedan satisfechos.
    No voy a ser yo quien les explique ( para nada )las etapas, las intensidades y las formulas maravillosas. Cada uno somos diferentes, solo creo que hay un frente común: la compañia el calor humano y encontrar el placer nuevamente.
    Me estoy enrollando mucho, lo siento... Tengo 50tantos años no soy ni mayor ni jovencita, y confieso( porque quiero) que no creo estar muerta sexxualmente hablando, por estar sin
    hombre mochila. Vivo mi sexualidad como quiero y puedo y uso mi imaginación como si fuera una adolescente, libremente y sin imposiciones. Espero llegar a màs mayor y sentir esa misma liberación que pueda correr por los pasillos de una residencia, porque aún tenga ganas y seducción suficientes.
    buenas noches a tod@s
    Karme

    ResponderEliminar
  2. No estamos acostumbrados a hablar Esteban, sino a callar. Al que ha hablado o habla se le ha señalado con el estigma del desprecio y más si la que hablaba era una mujer; se la calificaba de fulana, atrevida, loca y tantos calificativos más Al hombre no sólo se le permitía hablar, sino que además se le aplaudía y a pesar de lo que se dice, aún hoy en el fondo, los hombres seguís pensando que a la mujer que expresa abiertamente su apetito sexual , calladamente pensáis : “ligera de cascos”. Hoy este proceder machista influye menos, antes, este solo pensamiento “calificaba” a la mujer.
    El sexo y el deseo sexual nace con la vida y ésta es siempre sentimiento, aptitudes, vivencias, creencias, etc., pero siempre vida. Negar el sexo, es negar parte de esa vida, amputarla. No es la edad la que anula el sexo, sino que la completa. Pero sí, es cierto que existe este tabú sexo-edad. Un tabú físico que no mental. Tabú de sexo compartido que no solitario.
    Esa es la diferencia, por qué? sinceramente creo que por que mientras hay vida existe el deseo, la ilusión, el sueño y la necesidad de sentir goce y placer. Conseguir expresar en voz alta y clara que a pesar de la edad se necesita rozar otra piel sin que por ello se califique a quien lo dice, es lo importante.
    Besos de colores para todos
    Amparo
    Carpe diem

    ResponderEliminar
  3. En pocas palabras solo puedo decir, que estoy muy de acuerdo con el articulo que ha compartido, la verdad de las verdades...


    La cosa es que hace años, la mujer se aguantaba y el hombre era el que llevaba la voz cantante, la mujer un cero a la izquierda, a veces el hombre tenia deseos de fantasias sexuales o lo que fuera, y como le daba verguenza pedirle a la esposa, buscaba en la calle y pagaba...en mi pais le llamaban casas de citas, desde las muy pobres, hasta las mas lujosas...

    Yo opino que la base es la comunicacion abierta entre la pareja...y lo otro es que entre una pareja o un hombre y una mujer, siempre y cuando los dos esten de acuerdo todo esta permitido...Vaya aburrimiento si todas las veces fuera la misma cosa...y perdone mi sinceridad, esto no es tabu, es un asunto muy serio, y no se puede eludir...


    Gracia amigo Esteban por compartir el articulo...Yo tengo 63 años, pero soy de mente muy abierta, claro con respeto, pero los tabues en cualquier aspecto, como el que diran, la ropa sucia se lava en casa, etc...me importan un bledo...igual que los que van a toda hora a la iglesia, y cuando salen le hacen la vida de cuadritos al projimo...

    No escribo tan bonito como usted, pero si con toda sinceridad...

    Martha G.

    ResponderEliminar
  4. Es muy interesante el tema que se propone y de verdad que si es un tabú, no se donde se han metido los señores de la casa Tierra y Agua ¿parece que meten como los avestruces su cabeza bajo el ala ¿. Yo no he llegado aún a esa mítica edad, pero tampoco me falta tanto y mi compañero la sobrepasa. Todo lo que se dice es cierto y muchas más cosas que se podrían añadir también lo son. Yo creo que tiene razón Mediterraneo al hablar de los temores que pueden producir los encuentros y es bueno que diga si en nuestras manos esta tratar de mitigarlos, tampoco somos nosotras azafatas ni mises y con los años nos vamos haciendo invisibles para ustedes.

    Bueno aprovecho también para desearles un feliz año nuevo, espero que los reyes les dejaran toda clase de juguetes ( bien castos…)

    Rosa.

    ResponderEliminar
  5. Sensual tango.....preciosas rosas....

    Debate....tabú....

    No deberia opinar....no tengo la edad...

    Creo que no depende de lo que opine el mundo.

    Dentro de nuestra habitación de nuestra vida
    de nuestro corazón....los sentidos son ilimitados....perfeccionados con el paso del tiempo...... agudizandose hasta lo sublime..
    del uno por el otro....
    Es amor? es pasión?....sea lo que sea es maravillso poder disfrutar de ese sexto sentido
    llamado MAS ALLA DEL AMOR.

    Mila

    ResponderEliminar
  6. Rosa pregunta que donde se han metido los señores de la casa, si debajo del ala, como los avestruces ... uno de ellos (un servidor) primero lee, observa y piensa, para ver por donde van los tiros ... hoy en día, los hombres, nos hemos de ir acostumbrando a no tomar siempre las iniciativas, en este caso las que hacen referencia a los comentarios sobre un tema tan delicado como la sexualidad; porque habeis de saber que en este tema, el cambio de roles que se comentan en el artículo y las intervenciones, hace que haya mucho hombre desorientado, sobre cual ha de ser el comportamiento mas adecuado ... ahora estoy constatando una realidad, porque lo que si es cierto es que en el hombre el paso del tiempo se hace mas patente que en la mujer, en cuanto a las habilidades o posibilidades sexuales; posiblemente alguna de vosotras me diga que el sexo no es solo la penetración, etc; si, es cierto, pero también es cierto que ha sido un indicador importante, cuando va acompañado del orgasmo correspondiente, de la calidad de las relaciones. Por cuestiones culturales el hombre se ha focalizado mucho en los aspectos falocráticos, como dicen las feministas, y evolucionar hacia planteamientos más abiertos, mas en sintonía con lo que los franceses llaman "le jeux de l'amour" cuesta, lleva su tiempo,... y por eso se agradecen las intervenciones femeninas sobre este delicado tema.
    Como puedes ver, Rosa, no tenemos la cabeza dejajo del ala, simplemente tomamos nota de vuestra sabiduría...
    Besos

    J.Ramon - Agua

    ResponderEliminar
  7. Plenamante de acuerdo con mi compañero agua, en el tema de las iniciativas, el dejarse llevar por nuestras compañeras abre espacios llenos de imaginación muy apropiados para cuando nosotros los perdemos el la aplicanción de nuestra doctrina falocrática.

    Dear las doctrinas fálicas aprendidas es la revolucíón sexual que nos espera a los hombres y aprender que tenemos también otros recursos a aplicar iual o más emocionantes en " le jeux de "l'amour " ponerlos en práctica con ternura da una dimensión nueva y llena de posibilidades a esa supuestamente caduca naturaleza nuestr.

    ! Vivan las pestañas las manos etc...!

    Bien por las intervenciones ..que prosigan..


    Esto para Mila:
    Mirala que lista no tiene edad. jajaja..

    Gracias, Martha, Liligh,Rosa Amparo, tomo notas.


    Más.

    Si os habeis fijado el nombre del Blog es ahora " La Casa del Viento " que corra la brisa que nos renueve.



    Desde el viento
    Esteban

    ResponderEliminar
  8. SESENTA EN SIGLO XXI

    Si miramos con cuidado podemos detectar la aparición de una franja social que antes no existía: la gente que hoy tiene alrededor de sesenta años.
    Es una generación que ha pateado fuera del idioma la palabra "sexagenario", porque sencillamente no tiene entre sus planes actuales el hecho de envejecer.

    Se trata de una verdadera novedad demográfica parecida a la aparición de la "adolescencia", que también fue una franja social nueva que surgió a mediados del siglo veinte para dar identidad a una masa de niños desbordados en cuerpos creciditos, que no sabían hasta entónces dónde meterse, ni cómo vestirse.

    Este nuevo grupo humano que hoy ronda los sesenta y pico, ha llevado una vida razonablemente satisfactoria. Son hombres y mujeres independientes que trabajan desde hace mucho tiempo y han logrado cambiar el significado tétrico que tanta literatura rioplatense le dio durante décadas al concepto del trabajo. Esta gente buscó y encontró hace mucho la actividad que más le gustaba y se ganó la vida con eso.

    Supuestamente debe de ser por esto que se sienten plenos... algunos ni sueñan con jubilarse.

    Dentro de ese universo de personas saludables, curiosas y activas, la mujer tiene un papel rutilante. Ella trae décadas de experiencia de hacer su voluntad, cuando su madre sólo podía obedecer, y de ocupar lugares en la sociedad que su madre ni habría soñado con ocupar.

    Esta mujer pudo sobrevivir a la borrachera de poder que le dio el feminismo y en determinado momento de su juventud en el que los cambios eran tantos, pudo detenerse a reflexionar qué quería en realidad.

    Algunas se fueron a vivir solas, otras estudiaron carreras que siempre habían sido masculinas, otras eligieron tener hijos, otras fueron atletas, o crearon su propio "YO S.A.". Pero cada una hizo su voluntad.

    Reconozcamos que no fue un asunto fácil .

    La gente de sesenta maneja la compu como si lo hubiera hecho toda la vida. Se escribe, y se ve, con los hijos que están lejos y hasta se olvidan del teléfono para contactar con sus amigos y les escriben en e-mail sus ideas y vivencias.

    Por lo general están satisfechas de su estado civil y si no lo están no se conforman y procuran cambiarlo. Raramente se deshacen en un llanto . A diferencia de los jóvenes los "sexagenarios" conocen y ponderan todos los riesgos.

    Nadie se pone a llorar cuando pierde: sólo reflexiona y toma nota.

    La gente grande comparte la devoción por la juventud y sus formas superlativas, casi insolentes de belleza, pero no se sienten en retirada. Compiten de otra forma, cultivan su propio estilo...

    Ellos no envidian la apariencia de jóvenes astros del deporte, o de los que lucen un Armani, ni ellas sueñan con tener la figura tuneada de una vedette. En lugar de éso saben de la importancia de una mirada cómplice, de una frase inteligente o de una sonrisa iluminada por la experiencia.

    Hoy la gente de 60, está estrenando una edad que todavía NO TIENE NOMBRE, antes los de esa edad eran viejos y hoy ya no lo son, hoy están plenos física e intelectualmente, recuerdan la juventud, pero sin nostalgias, por que la juventud también está llena de caídas y nostalgias y ellos lo saben.

    La gente de 60 y pico de hoy, celebra el sol cada mañana y sonríe para sí misma muy a menudo... Quizás, por alguna razón secreta que sólo saben y sabrán los de sesenta en el siglo XXI.

    NOTA: No es mio.. pero me pareció muy interesante..HOMBRES Y MUJERES DE ESTE BLOG..la vida es nuestra... nuestros deseos son nuestros..y nuestras actitudes deben de ser nuestras...simplemente estamos vivos..y los años no impiden desarrollar sentimientos que llenen nuestra vida de placeres.. cada cual como estime .

    Besos

    Dulce de miel




    

    ResponderEliminar
  9. Anónimo dijo...
    El "eso" es juego, risa, divertimento , alegria en la cama , desnudos al viento ,
    caricia suave , y pasion por dentro ...
    Yo tampoco tengo edad me pare en los trece, aun creo que soy puber ,podria jugar a medicos con toda la inocencia del mundo , yo soy un gran imaginador avestrucero , como dice´Rosa, y pienso que lo dice porque a descubierto que tengo alas ,algo alicortas, eso si.
    Talvez por eso no tengo miedo a la altura , vuelo bajo , con jugar , y compartir las risas en la cama me vale . Yo creo en los hombres patinete , no en los mochila , a los patinete hay que empujarles un poquito y en seguida vuelan , si ya se que solo un ratito, pero es tan bueno dejarse ir...
    Estoy con Karmen en lo de la imaginacion , siempre que sea compartida, recodar que Piter Pan necesitaba los polvos magicos de Wendy para volar.Tambien me sumo a lo que dice Marta,hay que matar el aburrimiento y la rutina , debemos ser una caja de bombones sin abrir y eso me lleva a Amparo fina estilsta de la pluma quien remata diciendo que el sexo es vida y si quieres vivir hay deseo
    La vida es una caja de bombones decia Forrest Gam, y lo que queria decir es que la vida es deseo y sorpresa.
    Miquerido amigo acuatico , hace como las ranas , saca un poco la cabeza para ver que pasa y luego , reconocido el terreno saca el libro gordo de Petete y se va a la pagina del "eso" , es el mas grarde.
    Que voya decir del hospitalario anfitrion, el viento, sutil elemental.es un gran amante de la vida.
    Y a todas las demas niñas que no han opinado , :xanas , Mieles dulces , cubanitas ,, Lolitas de Kubric , la mujer sin velo en este caso , etc y etc, que abran sus flores y luzcan que el jardin vibra mas , cuando hay "eso" .

    P.D Belen la novela la tengo parada en la editorial ,dicen tengo que poner mas sexo , y estoy en ello

    Salir y brillar
    Tierra

    ResponderEliminar
  10. El escrito de Dulce es totalmente garrapiñado,
    sabia que eramos grandes , pero nuestra Dulce nos pone a las alturas de los gigantes, lo que no se si con uno o dos ojos.
    Se ve que escribiamos al mismo tiempo, pues crei que yo habia escrito antes que Dulce , cosas de las meigas,en cualquier caso ,gracias por salir a pasear por el jardin .
    Salir y brillar
    TIERRA

    ResponderEliminar
  11. Estimado Tierra..no sabes lo que me agrada que tu escrito saliera después del mio..já..pero que curioso.. yo lo había leido antes de escrbir el mio.. que lio no?.

    Meigas?..creo que no..

    Besines Tierra.. de corazón.

    Dulce de Miel

    ResponderEliminar
  12. Vaya ,si no son las meigas ...y tu crees que no , entonces sabes ... porque tu vas antes que yo , me estoy mosqueando andaluza garrapiñada, tu sabes mas de lo que dices .
    Por cierto estoy saboreando una garrapiñada , eso es sexo? Que opinais ?
    TIERRA

    ResponderEliminar
  13. Haberlas ailas Tierra, me has hecho recordar mi primer amor Teresita, con ella bajo los manzanos jugabamos a medicos, teniamos menos de 10 años y supongo que toda la inocencia de vivir en un paraiso ( no habia cole..)
    Aún hoy la recuerdo por esas cosas no se olvidan, cuando estoy debajo de un manzano pienso,,, ¿ Cómo estará aquella niña ?

    Sin duda será una señora hecha y derecha que alguna vez piensa..Aquel chaval que se subia al manzano y me llenaba la faldita de manzanas, ¿ Donde estará como le habrá ido la vida..

    Y todo esto viene a que mientras tengamos en la memoria, manzanos, rios y el recuerdo de una amiga aunque sea chiquita como Teresita, estaremós vivos sin importar demasiado como sobrevivimos

    Hay un dicho en un pueblo de Andalucia por el que pasa ur rio,dice:
    Quien beba de mi agua nunca mas tendra sed, bueno eso lo decian los romanos de ese rio.

    Pues si amigo tierra hay que beberse un rio para no olvidar. ¿ Y que más da si tienes nueve o noventa años ?, con nueve no sabes nada pero te gusta, con noventa es lo mismo pero te das cuenta.

    Desde el viento
    Esteban

    ResponderEliminar
  14. Mi querido amigo Tierra nos planteaba una pregunta entre hiperbólica y surrealista, cuando nos pedía la opinión sobre si saborear una garrapiñada, que es a lo que presuntamente se estaba dedicando en el momento de la pregunta, era o no sexo ...
    He hablado con mis amigas las ranas, hemos consultado el libro gordo de petete (como él ya sabe...)y hemos concluido que no, que ni hablar,... ni incluso en el apartado de perversiones (dedicado a las almas elaboradas...) se contempla una equivalencia similar. O sea que, amigo terráqueo, puedes ponerte ciego de almendras garrapiñadas que tu potencial sexual no quedará mermado ... pero ves vigilando el azucar ...
    ¿Te das cuenta, amiga Rosa, porqué es conveniente "wait amb see" (verlas venir, en castizo...) cuando se tocan estos temas, y porqué conviene que seais las féminas las que deis la pauta argumental y del debate? ... los elementos podemos decir cosas muy raras ...
    Dulce, muy bonita tu proclama, me ha encantado, hay pasión, fuerza, realismo, ilusión,... ¿dónde hay que firmar?
    Besos

    J.Ramon - Agua

    Diego, te quiero mucho, ya lo sabes ,... pero sin mariconadas, ¿vale?

    ResponderEliminar
  15. Desde que escuche por la radio a un caballero que prefería hacer el amor con un melón que con su novia...pues me lo puedo creer todo.

    Y aunque pienso.. que el del melón se perdía mucho..también creo que nuestro amigo Tierra no se conformaría con una garrapiñada por muy dulce..crujiente y sabrosa que estuviera...en lugar de ese "momento" tan precioso..

    Por cierto me encantan las garrapiñadas en ferias...como una copita de Anis del Mono en Navidad.

    Gracias J.R.

    Besines para todos...

    Dulce de miel

    ResponderEliminar
  16. Dulce.....enhorabuena..estupenda como siempre.

    Sonrio con tu Já......

    Os hago una pregunta a los señores de más de 60
    una garrapiñada? uyyyyyyyyyy.....solo eso?

    J.R gracias por contestar tú a Diego.

    Y a ti te doy la enhorabuena,por tus palabras llenas de serenidad, dialogo y comprensión..
    Y por no reirte de mi como Viento...ni ignorarme como Tierra.

    No os parece hermoso? AMAR Y SER AMADO?....
    sintiendo que lo que haceis lo haceis bien hecho?....ohhhhhhhhhhhhhh ( sonrio)...
    Sintiendo que vuestra pareja esta plena?...

    No reconoceis que con la edad, se gana experiencia?....
    Que quizas lo que no funciono, ya no funcionaba a los 45?.....

    Ahora sigo diciendo.....

    Todo sentimiento, que haga que los sentidos, te hagan llegar a la cumbre, lo sublime, el extasis, el septimo cielo, o al MAS ALLA DEL AMOR.....

    Significara, que quien te lo haga sentir, esta
    en lo mejor de su vida....TENGA LA EDAD QUE TENGA....

    Chicos animo valientes.....preguntar a vuestras parejas..que cielo han tocado..

    JA...JA..JA..

    Mila

    Pdta me he mojado más que nadie hable en primera persona.....LLEGUE AL SEPTIMO...

    ResponderEliminar
  17. Sonrio de nuevo.....

    José Ramón....va con indirecta.....

    Tus palabras llenas para mi de verdad....
    de realismo....peroooooooooo me ignoraste al igual que tu amigo Diego...

    Mi ultima pregunta a los Hombres....
    Creis en el amor?....

    Ya, se que en sexo siiiiiiiiiiiiiiiii...
    digo el amor???....

    DEJAROS DE LA EDAD......Y PENSAR EN LO QUE SENTIS.....SEGURO QUE ES MAS BELLO....

    Un abrazo...

    Mila

    ResponderEliminar
  18. Apreciada Mila, yo no me rio de ti, me rio contigo que es bien distinto.Me rio también con tierra al que imagino sando saltos vestido de tuno en noche clásica con la manicómica atravesando las calles con una copa de vino.

    Me rio de janeiro que es una forma sutil de sonreir misteriosa en los recuerdos, de las almendras garrapiñadas, de los pajares de mi aldea y de tantas y tantas cosas que me traen los recuerdos.

    Si la pregunta es que si los hombres creemos en el amor, la respuesta es si, puede que seamos distintos en otras cosas en esta no, otra cosa es que por nuestra educación o naturaleza seamos mas procaces o nos lo creamos creer, eso se aprende cuando por la edad te haces mas demonio que diablo cuando la vida nos enseña que tropezar mil veces con la misma piedra es la forma mas natural de vivirla.

    Bueno seguiré abriendo mis cartas, ahora quedan las de publicidad, Gaes me vende un audífo pequeñisimo debe de ser que me tienen un una base de datos de posibles sordos, en otra me regalan un coche teledirigido y un jamón si acudo a una reunión de sexagenarios, nada de estas cosas me complace, nada no atinan, no me atrae su oferta...Si fuera que por acudir me regalaran un arbol del bien y el mal cargadito de manzanas y un tren eléctrico sucumbiría al marketing.

    Feliz domingo desde " Casa del Viento "
    Esteban

    ResponderEliminar
  19. Respiro Viento.....esa respuesta...ha sido preciosa.

    Los Recuerdos, son momentos pasados....que siguen dentro de nosotros por siempre....

    Es bello mantenerlos vivos....ellos no tienen edad.....

    Me gustaria llegar a los 60 y saber escribir como tú....fotografiar com tú....y seguir diciendo CREO EN EL AMOR....

    Valiente respuesta.....llena de vida.....
    Gracias....

    Domingo nubladillo en mi Málaga...

    Feliz domingo para ti tambien.


    Mila

    ResponderEliminar
  20. Querida Mila siempre tengo presentes a todas la niñas del jardin , y especialmente en mi ultima aportacion , hago mencion de que como tu yo tampoco tengo edad, y que podria jugar a medicos... obvie que contigo por darlo sobre entendido ,ya que eras la que lo habia manifestado lo de" non non le eta"como la Gingiola Ginqueti.
    Me sorprende que siendo el que da una definicion al sexo ,de juego ,risa, divertimento , alegria en la cama,y que es vida , sorpresa,deseo compartido, me dejeis con lo de las "garrapiñadas" por un piropo que le envio a la dulce del jardin.
    Muy bien si lo que quereis es filosofar , yo lamento ser un terraqueo que necesita la carnalidad y desde ella poder llegar a lo espiritual ,no se hacerlo al reves lo siento.
    Lo de mi amigo anfibio tiene delito , a no ser que juegue con los dobles significados del dulce , que como es anfibio siempre se mueve entre dos aguas
    En cuanto a Dulce , lo del melon...empiezo a pensar que en vez de jardin esto se esta convirtiendo en un huerto , dentro de poco hablaremos del amor a las cucubitaceas , y a las rizomas , vamos a los pepinos y a los nabos.
    Desafio a los miembros de este blog que tantos niveles alcanzan con el sexo , a hacer un poema que lo describa , sin copiarlo de nadie , y entonces veremos si este terrenal garrapiñado es tan poco sensible como se le tacha,
    Pido ayuda a la Xana , la cubana y todas las demas niñas , por que no me juntan los antedichos , ja ja ja
    Ah ,para mi el amor es el paraguas que cobija todos los mundos posibles de la historia de crecimiento de la humanidad, sin el no estariamos , ni seriamos , luego en el amor no se cree, se practica, esa es mi vision a la preguna a la que cree que se la ignora.
    He descubierto algo interesante :hay mucho diabetico en este blog , a mi me seguira gustando lo dulce y tal vez algun dia , me canse pero todavia me quedan muchos paladares por conocer , estrechos que sois unos estrechos
    Salir y que os de el sol que estais muy apagados y asi no se puede brillar.
    Tierra garrapiñada

    ResponderEliminar
  21. Hay que reir mas , y si es posible con los amigos.
    Tierra

    ResponderEliminar
  22. Desde el diabético fuego, he de reconocer que es un tanto exótico el ver como se puede uno "enloquecer de placer" con una almendra caramelizada. Pues mira yo si que creo que eso puede ser lujurioso y sexualmente atractivo. Cada uno se "pone" con lo que puede imaginar, El saborear el azucar para mi es pecado por lo tanto me produce placer. La almendrita puede saborearse solo o en compañia amigo Tierra y como nos tenemos que dejar de "tabues" pues que cada uno elija el juego.
    Me hace gracia saber que tienes un libro en puertas, rechazado de momento por falta de sexo, claro está que si el libro va de eso...falte pero si es de ortografia pues creo que no deverian pararlo. Te felicito no es facil que el libro lo tenga la editorial ya, tiene que ser interesante por lo menos.
    Los mios carecen de interés en las editoriales por lo tanto es una pura cuestión de tener Euros para financiartelo tu.
    Igual me animo y os aburro con un versito en lugar de amor y primavera, de huertos y productos de la tierra exoticos o exxxxxxtraños.
    Un besote a tod@s y esta vez en especial para ti Tierra. Karme-Lilhit

    ResponderEliminar
  23. Por lo menos hay alguien que ha entendido la alegoria de la almendra garrapiñada.
    Por algo es Lilhit´

    Tierra

    ResponderEliminar
  24. Antón, Antón pirulero que cada uno escoja su juego.

    El que no lo entienda pagará una prenda,,

    Antón Antón pirulero...

    Versión domestica del strip poker.

    Estoy con todos vosotros allá cado uno con su uego lo importante ha quedado en boca de todos.

    desde " La Casa del Viento "
    Esteban

    ResponderEliminar
  25. Son las diez de la noche, de un apacible domingo que culmina un espléndido fin de semana en Barcelona,¡qué tiempo tan agradable¡, ya he cenado; antes de entregarme al descanso nocturno, y después de notar los efectos del intenso ejercicio a que he sometido a mi atribulado cuerpo, practicando mis dos aficiones deportivas preferidas: el ciclismo y la marcha, me asomo a este apreciado blog, en espera de encontrarme las acostumbradas sensibles aportaciones de los miembros del mismo, en espera de inteligentes reflexiones, de sentidas vivencias que sean un bálsamo para mi espíritu ...
    ¡Pero no¡,... me encuentro unas vibrantes, sentidas, apasionadas, incluso desafiantes palabras de mi muy querido y nunca jamás ponderado amigo terráqueo,... que de repente, me sacan de ese sopor, me movilizan, ... no diré que me desconcierten, porque conozco bien al autor,... e, inevitablemente y haciendo caso a sus últimos consejos: me pongo a reir ...
    Déjame, mi querido amigo, que no acepte tu desafío de poemizar lo que para mí es el sexo, porque, no teniendo tus facultades narrativas ni poéticas, tampoco sería capaz de reducirlo a palabras ... me rindo, prefiero simplemente sentirlo ...
    Y déjame que te diga, limeño ... que el amor también vas allá de las prácticas, que es algo que te embarga, que te ocupa, que te puede,... y que si lo quieres reducir a algo simplemente material te puedes quedar garrapiñado, como el azucar que recubre, pero que no es su esencia, de esas almendras que tanto nos gustan a tí y a mí ...
    Desde la noche anticiclónica de un punto del Mediterráneo, te envío a tí y al resto de los pacientes lectores, un sentido deseo de paz y armonía ...

    J.Ramon - Agua

    ResponderEliminar
  26. Yo ya no digo na de na...cada cual tiene su
    visión de la sexualidad en general..y en particular la suya propia...y la disfruta como puede..como sabe.. o como quiere.C

    Como alguien dijo si ambas partes están de acuerdo pues bien esta..lo que si es cierto es que a partir de aquí cuando me coma una garrapiñada me acordaré de Tierra. (una sonrisa chiquillo y no te mosquees que tu tienes correa para aceptar esto y más).

    Besines de garrapiñada para ti Tierruca.

    Dulce de miel y garrapiñada

    ResponderEliminar
  27. Mi querido amigo ventolera , me invito a provocar un poquito el jardin, creo que he cumplido sobradamente , sobretodo porque a la rana Gustavo la he hecho sacar la cabeza para ver que pasaba , y en fin me he divertido , que es de lo que se trata.
    Perdonar mi humor sicaliptico , pero los terricolas somos asi .
    QUe la luz os ilumine
    PD Dulce sigue destilando miel, como siempre.
    Tierra

    ResponderEliminar
  28. Regreso de mi trabajo, estos dias no pude entrar en la Casa del Viento que con acierto ha buatizado Esteban. Veo que algunos sacaron la cabeza que tenian escondida debajo del ala, el Sr. Tierra salió dando espavientos, el Sr Agua mas ponderado, Karme la mejor de todas, habla poco pero claro y muy bien escrito, Dulce, Amparo, Belen que llego de nuevo, todas todos lo expresan muy bien, hasta el Sr. Viento que no se implica demasiado.

    Gracias amigos
    Rosa del Rosal lejano.

    ResponderEliminar
  29. Sonrio estimado Diego.....

    Tus palabras son tan bellas.
    A la respuesta de amor....
    Que el jazmin de tú jardín
    Despierta con tu alegria.

    Diego.....precioso comentario sobre el amor.

    Mila

    ResponderEliminar
  30. Estimado amigo José Ramón.
    Tenia que intertalo.
    Desnude mi alma, escribes, precioso quizás para mi!!! " el mejor"....transmites tanto que puedes llegar al fondo humano.
    Gracias. Sin nombrarme. Por dejarme saber que es para ti el amor.
    Un abrazo.

    ( Pdta. Estimados caballeros del blog....es más bonito saber que es lo que opinais de amor....que sentir que os preocupa la edad )

    Para los tres un beso..lleno de armonia..

    Mila

    ResponderEliminar