Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 21 de junio de 2012

Verano 2012



La brisa sopla suave las primeras horas de este verano y
avienta los pétalos de las rosas, las flores del granado y toda clase de hojas
secas que a final de Junio ya agostan van caracoleando el viento o formando
sobre el sueño alfombras como las que vi días atrás en la festividad del
Corpus.

El mar tiene un color azul firme ese color ultramar que va
creciendo con el viento, es ese mar que los pescadores tienen muy encuentra
pues saben que crecerá empujado por el calor del sol, “ el vent de garbí que a
les set es va a dormir “ ( el viento de garbí que a las siete va a dormir
cuando el sol que lo produce declina).

El verano viene con furia, lo de menos serán los temporales,
la cuestión se centrará en si habrá que innovar o ser original y después de ver el resultado de nuestros
políticos innovando, creo que finalmente la razón vendrá de ser original y
retroceder tanto como sea posible a nuestros orígenes, ser original no es
presentar soluciones milagrosas a los problemas que se han gestado en la cuna
del tiempo día a día con el derroche, ser original es regresar al origen que
vivimos cuando éramos niños cuando la economía domestica era cosa de nuestras madres
que “ hacían las partes” y casi nada de lo superfluo hacia falta.

En aquella época veraneábamos en casa de los familiares del
pueblo, las piscinas eran depósitos de agua a cielo abierto y bañarse con las
ranas y las culebrillas en los ríos era
un festival, para los ciudadanos que volvíamos al pueblo en verano después de
haber estado apretados en pisos que muchas veces eran compartidos con otras
familias en las grandes ciudades.

Este viendo cálido de garbí dejará tatuados peligrosamente
los trajes de baño en la piel para aquellos que no tomen protección de los
rayos del sol de la misma forma en que los tiempos que corren están quemando
los logros sociales conseguidos pero
viendo como le lleva volando por el cielo las hojas y los pétalos, vuelan los
recuerdos y regreso a mis orígenes, ya que no tengo soluciones innovadoras.

La imagen es de un campo de amapolas, esa flor casi de carne
que nace con la primavera y que al llegar el calor vuela irremediablemente
desnudando los campos de color.

Sant Pol de Mar, 21 de junio de 2012 Verano

Esteban Mediterraneo.