Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 22 de septiembre de 2011

Trece mil trescientas treinta y tres



Trece mil trescientas treinta y tres, ni una mas ni una menos, son estas las nubes oveja que puedo contar en el cielo, la ultima de todas ellas lleva una margarita en la boca, debe de venir esta nube en el aire de un lugar donde empieza la primavera.

No entiendo porque hay que contar ovejas por las noches a oscuras y en silencio, de día mirando al cielo puedes inventarte un sueño buscando en sus formas, un sueño a la carta para saborearlo como debe de hacerse con los sueños.

Trece mil trescientas treinta y tres, ovejas juegan a comerse margaritas por los cielos.

Sant Pol de Mar, 22 de noviembre 2011

Esteban Mediterraneo