Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

lunes, 26 de septiembre de 2011

Chiang Mai, Thailandia, por Tony Freendom



Esta es la primera de las crónicas que nos envia Benjamín desde Thailandia donde ha ido buscandose, como el me dijo tengo derecho a ser egoista, ya la verdad es que después del gravísimo accidende donde nos vimos envueltos vive de propina y se ha decidido a " vivir " y explorar su propia vitalidad y espiritualidad.

Os dejo con Benjamín que bajo el seudonimo de Tony Freendon nos contará sus aventuras.


Querido amigo Esteban.


Gracias por ofrecerme el puesto de corresponsal en Thailandia, tras una semana de experimentar un calor sofocante y una lluvia copiosa, frondosa, exhuberante e intensa, paso a enviarte mi primera crónica, desde el país de las sonrisas.
Voy a utilizar el seudónimo de Tony Freedom, si me lo permites.


Crónica 1. La Fiebre de Thailandia.


Cuando un Occidental visita Thailandia, una de las primeras cosas que ve, es la hermosura de las mujeres tailandesas, y suele padecer una enfermedad, registrada en los libros de medicina como "La Fiebre de Thailandia".
Siendo una enfermedad, como la que es, conlleva una serie de disfunciones y alteraciones que intentaré enumerar:
- El enfoque de tu visión se reduce. Eres incapaz de distinguir otros objetos, cosas, hasta incluso personas del mismo sexo.
- Eres como un niño frente al escaparate de una pastelería, relamiéndote los labios, pero separado de los dulces por un espeso cristal.
- Te sientes incapaz de elegir, ¿esta? ¿aquella? ¿todas? Aquí, como en todas partes, son ellas las que te eligen a tí.


Pero cuidado, no te eligen porque te encuentren atractivo, sexy, buena persona, un gentleman, tengas un cuerpo de vértigo, tabletas de chocolate en el abdomen, que va!!!!.... Cuando miran a un Occidental... solo ven a un cajero automático andante, con saldo infinito, a un proveedor de bienes e inmuebles para ella y para toda su familia, el salvador de la economía familiar.


Todo ello tiene una explicación desde la cultura tailandesa, se denomina náam-jai, pero será motivo de mi próxima crónica.


Tony Freedom. TVSTV (TV ESTEVE). Chiang Mai. Thailand.




Una abraçada company.
Benjamí