Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

martes, 12 de abril de 2011

Metamorfosis en las ramas del cerezo.


Metamorfosis de la primavera en las ramas del cerezo Las abejas que hace unos días volaban divertidas de flor en flor han dejado paso a la promesa del verano me gusta esta fotografía aúna en si misma la magia de esta vida, las ramas, las hojas tiernas que se ven abriéndose un insecto que pasea sobre una flor que ya ha sido fecundada los cálices y los pistilos, los pétalos prestos a volar ante el menor suspiro y las cerezas que verdean esperando madurar para adornar como si fueran pendientes las orejas de mis nietas si es que los pájaros dan su permiso. He seguido el día a día de las flores del cerezo ya antes de que se abrieran como si fuera el esperarlas una tarea amable entre todas las noticias que han ido llegando estos días. Se abrieron las flores del cerezo cuando se hicieron opacas las del Japón barridas por la misma fuerza de la naturaleza que las creo y sentenciadas a permanecer ocultas a los ojos que con ternura las miraban tal vez por muchísimos años. Cuando florecía la primavera florecieron en las playas de este mar Mediterráneo gritos de libertad que fueron una sorpresa, como lo es siempre la primavera. Hoy miro el cerezo cuando las flores marchitan, vuelan y los pistilos secos dejan paso a la promesa de las cerezas, todo esta en esta imagen y en todas las imágenes que por vuestros pasan tal vez sin que tengáis la suerte de poder recrearos en ellas, habida cuenta de tantas desgracias y sin sabores que esta primavera levanta por todas partes. Recuerdo las cerezas que comí el año pasado cuando visite el valle del Jerte con mis amigos, recuerdo el sabor dulce y acido que dejaron sus frutos y contemplando esas pequeñas bolitas que verdean donde ayer volaron los pétalos rememoro el verano en la metamorfosis de esta imagen. Me pregunto. ¿ Que es mas cereza, la raíz, la rama, las hojas o las flores.

La cereza. Y tu que fuiste raíz siendo rama y árbol Y tu que te mostraste florecer abriéndote flor para mi. Confundiéndote entre todas las flores del cerezo, maduraste jugosa y dulce siendo nieve en el viento Y rojo carmín encarnado en los labios que recuerdo. Sant Pol de Mar, 12 de abril de 2011 Esteban Mediterráneo.