Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

domingo, 25 de abril de 2010

Orense, capítulo I


Agua todo es agua.

Agua cristalina, agua que refleja las nubes y que si no fuera por los reflejos de los árboles dudaría de que pudiera existir. Nunca vi una frescura tal , cualquier camino se transforma en regato y a los pocos metros canta con su voz de cristal serpenteando por el camino, los verdes de los líquenes y el musgo se confunden con las frondosas copas de los árboles y detrás las nubes dan el contrapunto necesario, es todo un sueño, lo estamos viviendo despiertos, agua es todo agua.

Mis amigos desfilan por los senderos envidiándola, difícil es no mojarse las botas cuando reclaman tantas cosas bellas ser observadas, de pronto alguno canta y los demás seguimos la tonadilla, hablamos ,cantamos y nos reímos, pero cada cual en su alma creo que va diciendo, agua es todo agua.



Elemento Viento

.
Lo primero que tengo que decir con respecto al inicio del viaje es que Esteban se comporto como lo quien es, un gitano legitimo, no me regalo un costurero de raso pajizo, pero por lo menos no ronco y me dejo dormir. Quizas deberia haber empezado por explicar que Esteban y yo dormimos juntos en el tren de Barcelona a Ourense, lo daba por sabido, pero por si acaso aqui lo dejo dicho. Tambien os dire que aquella noche corri el mejor de los caminos, montado en potra de hierro, sin bridas y con estribos, y que al final del trayecto el tren pasa por todo el cañon del rio Miño y las vistas son preciosas.

Desde el Fuego.

La verdad es que estamos en los prolegómenos del viaje, estamos tomando contacto con estas preciosas tierras gallegas y portuguesas, y el tema promete bastante. La primera impresión sería que, como en muchas cosas de la vida, tenemos a nuestro alrededor muchas cosas desconocidas, que cuando entras en ellas te sorprende el porqué no las habías valorado antes, en su justa dimensión. Gente muy amable, paisajes preciosos, mucha historia, buena comida, buena bebida..., en fín, mucha vida por vivir. El único pequeño incidente, por llamarlo así, es que se nos ha indispuesto levemente nuestro elemento tierra, pero confiamos en que sus recursos energéticos le vuelvan a dotar de la vitalidad que le caracteriza. En resumen, si no conoceies estos lares, vale la pena perderse ...

Desde el Agua.

Falta el elemento Tierra que esta en la camita con un paracetamol, no ha soportado las emociones.