Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 21 de abril de 2010

Ourense capítulo 0, calentando motores.

Bueno si el Sr Santiago levantara la cabeza y nos viera caminar en nuestra singular peregrinación diría que alguien ( los 4 ) nos estamos columpiando de sus barbas.







Valga el Camino de Santiago para llevarnos por los montes de Ourense, como antes nos llevó por la sierra de Cáceres entre castaños centenarios, no llegamos entonces a Santiago, pero dejamos nuestra ofrenda en un ritual “circulo mágico “en el bosque cerca de un arrollo y cerca del corazón para todos los amigos que recordamos.


TIERRA


TIERRA

En lo hondo de la mina
con los gnomos y los enanos
he comvertido en tierra mis manos
buscando la piedra mas fina.


Enredado en el verde
como un arbol mas
me disfrazo de arbol
y me dejo anidar


En el prado labrado
soy espiga dorada
soy el pan amasado
soy centeno y cebada


En otoño ,en la vendimia
emborracho mis pies
en la pulpa tibia
de racimos de miel.


Y soy en la arena ,el toro
y la fertil diosa Ceres
y todo lo que tu quieres,
porque tambien soy el oro.


Tierra soy , la tierra verde
verano ,otoño y primavera ,
que de invierno ,mi no entiende
Soy la hierba en la pradera.

D,TIERRA


Tampoco llegamos a Santiago por las rutas de esa tierra tan “prestosa “Asturias, pero nos maravillamos en sus colinas, en sus valles, en sus mesones comimos como cosacos, nos dio por acojonarnos en los precipicios del Cares donde el fondo es tan lejano que ni el eco devuelve a los cristianos su voz, escuchamos cantar las campanas de Oviedo, Asturias Patria Querida y se nos puso la piel de gallina. En las posadas las posaderas nos burlaban encerrándonos y nosotros con buen humor por las ventanas escapábamos. Preciosa tierra, si señor, ganas me dieron de ser una vaca en esos pastos. Disfrute con mis amigos y nos dimos buena vida, caminamos cantando, o en silencios rezábamos para nuestros adentros, que es verdad que andando entre las espesuras del bosque las cosas que parecen mágicas se ponen al alcance de las animas.


FUEGO

Ahora caminaremos de nuevo rumbo a Santiago de Compostela como siempre equivocaremos el camino, porque al apóstol no le importa los caminos que escojas nosotros nos desviaremos hacia los bosques de los parques naturales de la sierra de Xeres entre Ourense y Portugal, puede que no alcancemos la indulgencia del Santo pero puede también que cada uno la alcance de la mano de la magia de esos montes, bien sabido es también que todos los caminos llevan a Roma o Santiago.


AGUA.


Lo importante es caminar.



Como siempre y de la mano de maese Don De elemento tierra para más dato hacemos el circulo mágico de hierro donde dejaremos las ofrendas en forma semillas para que los espíritus del bosque las lleven al universo y sean cumplidos nuestros deseos.


VIENTO.

Con las semillas que plantamos para todos vosotros en un claro del bosque, nuestro afecto en la seguridad que serán regadas por las meigas que haberlas ahílas como todos sabemos hasta que nazcan fuertísimos árboles que no derribe el viento .



Sant Pol de Mar, casi casi ya en Ourense calentando motores.



Los Cuatro elementos.