Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

viernes, 3 de enero de 2014

FELIZ AÑO NUEVO

Sant Pol de Mar, luna llena. Oleo sobre tela Marian Cartanya ( inacabada )




Estas noches de invierno estrelladas son un regalo para los ojos se ve el cielo como si fuera un papel de seda azul marino sobre el que se han pegado estrellas de colores.

Todo el universo cerca de los ojos para olvidarnos por unos instantes del mundo en el que vivimos tan extraño, tan difícil muchas veces de entender, tan oscuro que no viene nada mal que alguien nos traslade al universo donde cualquier cosa es aunque parezca una estrella de papel un lugar para soñar.

Yo quiero desearos con esta imagen de la luna llena sobre Sant Pol de Mar obra ( inacabada ) de Marian Cartanyá FELIZ AÑO NUEVO y que como la autora de esta obra seamos capaces de añadir al mismísimo cielo como ella, galaxias, estrellas que brillan sobre el mar.

Con la misma emoción con la que me describe Malu desde un acelerador de partículas, el instante donde parece nacer la vida y lo dice así:

:- De la física y de la química podemos asombrarnos, hacer un castillo suspendido en las nubes que día a día va elevando sus torres. Trabajo a medias entre las dos, y no paro de maravillarme cuando descubro algo nuevo. La cuántica me parece casi como hablar de mística… si fuese budista lo haría. La química es más terrenal, pero roza ese misterio cuando nos adentramos en el átomo. No te imaginas la emoción que se siente al trabajar en un acelerador de partículas y ver cómo la luz es creada, cómo aparece después de partir algo que es materia y que no brillaba. La sensación es la misma que experimentamos cuando por deformación social o adscripción a una educación que nos anestesia, vemos a las personas como algo opaco y luego detectamos que tienen un brillo que nos deja absortos. Malú.



Añadiría las palabras escritas por una rapacilla, porque a este mundo le hacen falta palabras como de M.G.G.  ten llenas de sensibilidad, rebosantes de armonía y espiritualidad.

:- Quizás porque por en estas fechas renuevo anualmente mi recuerdo, me parece que fue ayer mismo cuando descubrí en el interior de nuestra iglesia (tal vez con más emoción que devoción, que ya era mucha) toda la magia de un hermoso, lejano y misterioso pueblo, en el que los patitos paseaban en fila india por un río de papel azul, unas gallinas parecían disponerse a comer unos pocos pero auténticos granos de maíz (el doble del tamaño de sus cabecillas) y las rocosas montañas se veían repletas de ovejas, estratégicamente colocadas cual permanentes vigías de un lobo inexistente o estrella guía. Me encantaba la palabra "pesebre";  su nombre, su sólo sonido -aún hoy- me calienta el alma cual mullida paja o prometedor "coliño" de una joven mamá-virgen siempre hermosa y tranquila. Las fogatas de los pastores, los pozos y el puente, me hacían soñar ya entonces con los atractivos de otros lugares tras pasos y caminos. Y el mismo castillo del malo Herodes también competía en grandioso y destructivo ante mis ojos de niña. M.G.G.

Estas palabras y esta imagen son mi deseo intimo para todos vosotros, que en cualquier instante de este nuevo año seamos capaz de cerrar el periódico por unos segundos y leer o mirar el cielo con el corazón lleno de emoción esperando tal vez el milagro de la física y la química de la bondad inunde a nuestro pequeño y tan maltratado planeta.

Gracias Marian, Gracias Malú, gracias rapacilla por vuestra inestimable ayuda .

Un agrazo grande Feliz Año Nuevo.

Sant Pol de Mar, 31 de diciembre de 2013