Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

domingo, 31 de marzo de 2013

La magia de la Tierra







Como cada año al filo mismo de la primavera cuando alarga el día me conmueve tocar la tierra, esponjarla y darle forma a los surcos para reforestarla como si fuera un ritual de iniciación sobre la piel que espera ser fecundada.

Recuerdo a mi padre cuando introduzco las manos en la tierra húmeda, es como si pudiera verlo hacer lo que ahora hago., cuando era una niño, me veo junto a él en su huerto 
, mientras el sembraba, yo jugaba metiendo los escarabajos de las patateras en una cajita de cerillas y me viene ese olor tan particular de esos insectos. Recuerdo también cuando él era ya mayor y su máxima ilusión era venir a mi casa donde le había preparado un trocito de tierra que el cuidaba con mimo, yo colaboraba con él, estaba a sus órdenes, trae, quita, pon, dame. Sus mañanas eran felices cuidando la tierra mientras que mis hijos, sus nietos se dejaban ver de tanto en tanto y mi madre nos observaba a los dos ( controlándonos ).

Cuando el cuidaba su huertecito aunque lo hiciera por necesidad eran tiempos difíciles los de la posguerra, creo que el debería pensar en su padre y en su abuelo, como lo hago yo cuando mis dedos aprietan las pequeñas plantas en la tierra perfumada. Mi hija sigue la tradición de alguna manera, siempre dejo algunas plantitas para que las pongan ellos en la tierra.

Me conmueve pensar que un día cuando ellos lo hagan pensarán en mi.

Sant Pol de Mar 31 de marzo de 2013

Esteban Mediterraneo