Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

sábado, 16 de marzo de 2013

El recuerdo, la vida mira atras.

 
 

De repente el tren después de haber estado en marcha cientos de kilómetros se tiene  en un silencio absurdo, cuando contemplas cuando contemplas la quietud  del paisaje, de repente, las gentes, las señales y  hasta las montañas se se ponen en marcha en sentido contrario. Tenemos la sensación de habernos quedarnos parados contemplándolos como si estuviéramos hechizados  mientras es ahora el paisaje el que se aleja en nuestra espalda.
 
Algo parecido me ha ocurrido  esta mañana, al filo de la invierno viendo como caen los pétalos del almendro sobre el lago, peces los esperan en la superficie del agua con el ansia  de atrapar  las primeras mariposas de la  primavera Quieto disfrutando del recuerdo de todas las veces que he visto nevar los pétalos  junto al almendro con los ojos llenos de la vida en los colores del estanque.
 
La vida sigue como esa vieja locomotora de hierro pero cuando se detiene y miro el paisaje quieto como en este pequeño estanque , parece que todo lo que he vivido, mis recuerdos , me llevan a caminar hacia atrás .
 
Desde Sant Pol de Mar, 16 de marzo de 2013
 

Esteban Mediterraneo.