Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Sant Pol de Mar: Atardecer Carmesí


Es difícil asomarse al atardecer sobre el balcón de los acantilados y  mirar cómo se oculta el sol sobre Sant Pol de Mar pensando que ha habido antes otros atardeceres parecidos a este, cada atardecer es único e irrepetible aunque pueda parecer que antes los he  visto iguales  no puedo recordar otros porque cada vez que vengo a este lugar me asombro ilusionado mirando al mar mientras el  sol dobla sobre el mar.

Algunas veces la retina compone la imagen copiándola de la realidad mirando el atardecer  otras la paz, el rumor de las olas o el profundo aroma a maresia que sube desde la orilla del mar dibuja puertas adentro otra imagen propia e intima cuando el sol se pierde en el horizonte ultramar.

 Siempre hay algo que seduce mirando al mar, viendo como el día dobla en despedida esa fina línea y se va. Cuando eso sucede se conmueve el paisaje y como hoy el cielo y esas nubes tiran el telón opaco de la noche  te atrapan irresistiblemente sin poder apartar la vista de la magia del atardecer. Poco a poco cuando el sol se apaga parece que el cielo estalla para después ir poco a poco combinando el color con el silencio, mientras  las luces se enciende como en un pesebre. Ya se siente el frescor de la noche es algo mas a añadir a los sentir del rumor de mar y al aroma indefinido  y misterioso de la arena mojada.

En ese momento todas las imágenes ojos adentro se avientan como se avientan las espigas de un trigal  haciendo volar los pétalos de las amapolas , fluyen las sensaciones y los recuerdos y cuando los ojos no alcanzan ya más que a ver las estrellas que van naciendo sobre el mar disfrutas de la sensación de haber vivido otros momentos junto al mar.

Sant Pol de Mar, 27 de noviembre de 2013


Esteban Mediterraneo.