Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

sábado, 23 de mayo de 2009

El Juicio Final



EL JUICIO FINAL.

Que se pongan a mi izquierda los locos
toda clase de locos,
lo que lo sean por amor,
los locos perversos, los exagerados.

Los que arañan las espaldas de sus amadas
y bucean en sus entrañas,

Vengan a mi izquierda los locos
de atar, los que creen en la paz,
los humildes locos justicieros,
los locos por la música, los poetas.

Hacer cola a mi izquierda,
los locos místicos martines comidos por los leones
los que se hicieron locos por dar,
los que se hicieron locos por ver.
todos los locos que no cumplieron con los mandamientos
los que antepusieron su locura a mi razón,
sentarse a mi izquierda.

Pasad los cuerdos a mi derecha.

Buscad a tientas una silla, ciegos,
buscarla a oscuras en las tinieblas
de la ignorancia de los placeres,

Pasar cuerdos sin historia, sin latidos
sin manos sin dedos, y sin sentidos
los que pasasteis sin huella por la vida.

Los perfectos, los sensatos,
los jueces de todo y todos,
los que condenasteis las emociones
y encarceláis a los locos
por sus terrenales pasiones.

Pasar a mi derecha amantes timoratos,
sensatos, equilibrados
los que firmasteis en la piel sin emoción
con la firma casi ilegible, tan solo un garabato.

Pasad cuerdos, pasad, mirar
venid y buscar el premio del paraíso celestial
ya que por esperar perdisteis el paraíso terrenal,
ver cuerdos limpios de perfumes y sal
que no es bueno esperar a la muerte
para volver a empezar.


Sant Pol de Mar, 15 de Noviembre 2003
Esteban Mediterráneo.