Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

domingo, 13 de marzo de 2016

vida de perros que quisieran los refugiados




Evidentemente es más fácil legislar para perros que para las personas, sobre todo si se trata de inmigrantes que se han visto obligados a huir de sus casas por el terror. Ya quisieran para si esta nueva normativa del Ayuntamiento de Barcelona esos miles o decenas de miles de personas hacinadas y apretadas contra vallas de espino, el frio , el hambre  y la vergüenza de tener que pedir misericordia para sus hijos.

Deberían sentir vergüenza nuestras autoridades, de la misma forma en que los ciudadanos la sentimos al leer en la prensa las prioridades, vergüenza y pena, también mucha mala leche que es lo que invita a criticar esta sociedad “ incivil “ . Podría decirse que es esta una cuestión municipal, pero no es cierto el municipio es la primera piedra en el eslabón del estado donde nuestros representantes juegan al pim pam pum, prometiendo acoger miles de refugiados ( nuestro país ha dado asilo a 18 ) y prometer reunirse una y cien veces para tomar cartas en el asunto….vergüenza,  indignación, como ciudadano de un país que por causa de la guerra envió al exilio a mas de 1.500.000 de sus habitantes, sin contar otros millones que buscaron el sustento por motivos económicos.

Me daría mucha pena, pero de verdad me gustaría,  leer en la prensa en contestación a esta norma municipal, que los hombres mujeres y niños que mueren de frio intentando sobrevivir como humanos siendo rechazados peor que los animales .  “ HAN SOLITADO A NUESTRAS AUTORIDADES UNA PLAZA DE PERRO” con los mismos derechos que se aprueban en nuestro ayuntamiento los derechos para esos animales.   

Me permito acompañar mi demanda de conciencia con la normativa que se publica hoy en periódico EL PAIS.

Si te duele o te avergüenza no te calles haz correr este pots.

Sant Pol de Mar, 13 de marzo de 2016
Esteban Mediterraneo.



El Ayuntamiento de Barcelona creará este verano como prueba piloto un espacio de playa para perros en la playa de Llevant de la ciudad, que tendrá 1.200 metros cuadrados y podrá ser usada por los canes en plena temporada de baño, cuando está prohibida la presencia de estos animales en las otras playas. Se estrenaría este junio y estaría operativa hasta el último domingo de septiembre, cuando finaliza la temporada.
Además, la obligación de pasear a los perros atados en Barcelona no entrará en vigor hasta que estén disponibles espacios de ocio y de usos compartidos para los perros, algo que prevén que ocurra en 2018. La Ordenanza de Protección, Tenencia y Venta de Animales, aprobada en 2014, estableció esta obligación y marcó una moratoria de 18 meses para que entrara en vigor con el objetivo de dar margen para que la ciudad se dotara de equipamientos y espacios de ocio y sociabilización de perros, con un área de al menos 700 metros cuadrados en cada distrito y una zona de usos compartidos por barrio.
Según la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, se prevén diez actuaciones prioritarias para situar en cada distrito una de estas zonas de ocio de más de 700 metros cuadrados, pasando de 107 equipamientos para perros a 118 en toda la ciudad.
Los metros cuadrados dedicados a equipamientos para perros en la ciudad pasarán de los 32.000 a los 38.500, con 16 de las 118 áreas de más de 700 metros cuadrados.
Máximo doce horas solos en casa
La ordenanza establece, entre otras medidas, que los animales no pueden estar atados más de dos horas -una en caso de cachorros- y no se pueden dejar solos en los domicilios más de 12 horas los perros y tres días los gatos. Además, también establece que el control veterinario es obligatorio al menos una vez al año.
Perros en la playa
La ordenanza prevé la prohibición de acceso de perros a las playas durante la temporada de baño, ha anunciado que están trabajando en una prueba piloto en la Platja de Llevant con un espacio delimitado de 1.200 metros cuadrados que prevén que entre en funcionamiento en junio.
El ayuntamiento detalla que la prueba piloto tiene un coste de 60.000 euros y de otros 28.000 anuales de mantenimiento: "Confiamos en que, con esta propuesta, la buena voluntad el Gobierno municipal y el bueno uso que seguro que harán los ciudadanos, podremos lograr que sea un éxito y se consolide, y que los perros tengan acceso a la playa todo el año".
También en el bus
Sobre el hecho de que los perros puedan acceder al Metro --permitido desde octubre--, ha resaltado: "Lo valoramos muy positivamente, tenemos que mantenerlo y buscar, mirar y pensar alternativas para ampliarlo a otros transportes públicos de la ciudad".

" Ojalá podamos llegar también a los autobuses", ha resaltado la teniente de alcalde, que ha señalado la importancia de garantizar el derecho a la movilidad de las personas propietariaas de perros.