Este blog no admite comentarios pero puedes hacermelos llegar a mi correo: esteban.mediterraneo@gmail.com

jueves, 31 de diciembre de 2015

Feliz Año nuevo



Quedan muy pocas horas de este año y las hojas de las agendas se ventilan buscando nombres que usamos poco para decir.. ¡ Eh..me acuerdo de ti..!

Después dejaremos pasar el año, dia a dia, no es difícil cada vez el tiempo pasa mas rápido y mas diverso, las cosas que nunca se han visto y hay quien dice que hasta el Polo Norte se hace agua y los osos y las focas emigran como si fueran humanos. El año que despedimos no es que haya sido muy feliz, han pasado y están pasando muchas cosas que nos afectan, particularmente la injusticia de las guerras que iniciamos sin saber terminarlas y que dejan en la carne de los demás la mas absoluta desgracia.

Pero no todo va a ser malo, los niños siguen jugando en las playas, los amantes siguen buscando rincones cálidos en los bosques y acantilados, los colores del cielo al atardecer son infinitos y bellos, la lluvia sigue siendo un bien del cielo aunque escaso, y en nuestra intimidad hombres y mujeres soñamos. Solo por todo esto me atrevo a dejar escrito FELIZ AÑO EL QUE VIENE CARGADO DE ILUSION, QUE NADIE NOS LO JODA EN NOMBRE DE DIOS LA PATRIA O LA LIBERTAD.

Un abrazo apretado para todos mis amigos, ser lo mejor posibles y esperemos que si hay un dios nos lo premie.


Sant Pol de Mar, 31 de diciembre de 2015
Esteban Mediterraneo



Brindemos por el nuevo año.

Casi todos los días de este año
como las hojas de las viñas han caído,
solo restan algunas que aun se sostienen
en los pámpanos por puro milagro
húmedas por la brisa por la brisa
y el rocío de todos los amaneceres.

Quemadas por el sol de los ocasos
bailan con la brisa las últimas hojas,
luciendo sus vestidos ocres y rojizos
colgadas de los pámpanos.

Hemos pasado juntos en la distancia,
comunicando los sentimientos
por arte de magia.

Luna tras tuna
amanecer tras amanecer
rosa a rosa,
poema a poema este año.

Ahora que los días
son como la última luna, menguantes,
quisiera apretar en mis manos
todos los momentos
que hemos compartido juntos este año.

Y como si de un racimo de uvas se tratara
exprimirlo entre mis dedos
 y  fluyera de mi mano
un mosto, regalimando.

Llenar después con el  una copa de vino
afrutado dulce y blanco.

Y con el brindar por nuestra amistad
alargando los sorbos,
saboreando estos ultimas días
hasta que acabe el año
y apurando el mosto blanco decirte.

¡ Gracias feliz año nuevo ¡
 viviremos, otros años